Designan para integrar el Comité contra la Tortura a cinco legisladores que terminan sus mandatos

La Bicameral de la Defensoría del Pueblo avaló las postulaciones de los senadores Juan Manuel Irrazábal y María Laura Leguizamón y los diputados Alex Ziegler, Jorge D’ Agostino y Diana Conti. También aprobó a Rocío Alconada Alfonsín, nieta del expresidente.

La Comisión Bicameral de la Defensoría del Pueblo, que preside la senadora Marta Varela (Pro), avaló que cinco legisladores que culminan sus mandatos el próximo 10 de diciembre integren el Comité contra la Tortura. El dictamen favorable se firmó tras la audiencia pública que se llevó a cabo este martes en el Salón Illia.

Se trata de los senadores Juan Manuel Irrazábal y María Laura Leguizamón, propuestos por el bloque PJ-FpV; y los diputados Alex Ziegler (Libertad, Valores y Cambio), Jorge D’ Agostino (UCR) -sugeridos por Cambiemos- y Diana Conti, a pedido de la bancada FpV-PJ. La postulante restante fue Rocío Alconada Alfonsín, nieta del expresidente Raúl Alfonsín, propuesta por senadores radicales.

La designación de los seis representantes parlamentarios podría votarse en el recinto del Senado este miércoles. La Cámara alta ya aprobó en el recinto los nombramientos de los tres representantes por las ONG’s y uno por la Secretaría de Derechos Humanos.

El senador Juan Manuel Irrazábal (PJ-FpV) agradeció a sus compañeros de bloque por haberlo postulado y dijo que en caso de asumir el cargo, lo hará con “absoluta responsabilidad”. El misionero resaltó que su “interés” y “conocimiento” sobre la materia devienen de su “experiencia profesional” como abogado en el ámbito del derecho penal. Destacó el “sentido federal” que tendrá el Comité y afirmó que trabajará por el “monitoreo y seguimiento permanente en los lugares de detención”.

Por su parte, la senadora María Laura Leguizamón (PJ-FpV) recordó su primera participación en la temática cuando, en 1998, “la Corte Suprema le pidió a la provincia de Buenos Aires erradicar los malos tratos” en cárceles y ella, siendo diputada nacional, fue convocada a “hacerse cargo de una lucha que no daba espacio al descanso”. También, ponderó que el Comité será “un espacio de construcción colectiva” que “nos va a poner a la altura de la agenda mundial”.

Propuesta por el radicalismo del Senado, Rocío Alconada Alfonsín, la nieta del expresidente Raúl Alfonsín, sostuvo: “Mi vida estuvo cruzada y atravesada todo el tiempo por mi preocupación por la materia”. Y en ese sentido, recordó que en su casa “se prohibió ver el Mundial ’78”, desarrollado en plena dictadura militar. Expresó que en su ejercicio como abogada adquirió “mucha experiencia” y enfatizó en “la importancia de cambiar el sistema carcelario; prevenir la tortura es algo en lo que no cabe discusión”.

A su turno, el diputado misionero Alex Ziegler (Libertad, Valores y Cambio) dijo que como ingeniero agrónomo hay “dos facetas que quiero aportar”. “La ingeniería te permite estructurar y sistematizar distintos procedimientos, de una manera específica, para cumplir los objetivos que uno tiene; pero la agronomía con la biología enseña sobre el valor de la vida, y el respeto a los procesos de lo que sucede cuando los seres vivos vivimos en comunidad”.

También expuso el diputado radical Jorge D’ Agostino, quien remarcó la “abundancia de normativa que trata sobre la prevención de la tortura” pero señaló que hay que dar un “paso material” para que “en la práctica logremos nuestro objetivo”. “Es fantástico lo formal, pero en lo material estamos fallando”, manifestó y agregó: “Tenemos que encontrar la causal para torcer esta realidad”.

En último lugar se expresó la diputada kirchnerista Diana Conti, quien confesó sentirse “sumamente orgullosa” de todos los candidatos. “Todos somos personas que venimos desde la reconstrucción democrática, y desde antes bregando por ella”, subrayó.

Advirtió que la tortura no sólo se da en las cárceles sino que también “en los geriátricos, donde muchas veces quedan allí abandonadas nuestras personas de tercera edad; internados, donde se dan casos de pedofilia; la trata de personas, que presume una privación ilegítima de la libertad. Estas son situaciones a trabajar y reparar”.

En rechazo a la carta de un conjunto de organizaciones que objetaron el hecho de ver peligrada la “autonomía” e “independencia” en el Comité por la participación de personas con experiencia político-partidaria, Conti aseguró que “el tema de los derechos humanos transversa cualquier posibilidad de parcialidad o de dependencia política partidaria”.

En ese sentido, dijo que ella demuestra esa autonomía, por ejemplo, “cuando pretendo la despenalización del aborto, porque observo en el aborto clandestino la causal de muerte y malos tratos, y lo hago en contra del pensamiento de mi líder y conducción política que es Cristina Fernández de Kirchner”. Asimismo, cuando brega por la despenalización de droga para consumo personal.

Por último, la legisladora felicitó a la presidenta de la bicameral por el “arduo trabajo” durante el año y por activar la comisión que ella integró durante muchos años y “nos costaba tener quórum y darle funcionamiento”.

El Comité contra la Tortura fue creado en 2012 por la Ley 26.827, que instauró el Sistema Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Sin embargo, hasta ahora no se había avanzado en su conformación.

Entre las funciones del Comité se encuentran las de realizar visitas de inspección a lugares de detención; recopilar y sistematizar información sobre la situación de las personas privadas de su libertad en todo el país; y elaborar estándares y criterios de actuación sobre prevención de la tortura.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password