Bossio dice que el megadecreto “profundiza la grieta”

Se mostró dispuesto a discutirlo en el Congreso, pues están de acuerdo con “un montón de normas”, pero otras no. Aunque aclaró que lo que quieren debatir son “leyes, no un DNU”. Admitió la necesidad de discutir una reforma laboral.

Para el diputado nacional Diego Bossio, el peronismo debe entender que “está en una etapa muy complicada” y en ese sentido pidió que se regenere y lo graficó de manera tecnológica: que pase del modo analógico a uno digital. Esto es, “modernizarse, reencontrase con la sociedad y tener un programa”. Aclaró en ese sentido que “no queremos ser una opción opositora, sino una alternativa de gobierno”.

Si bien reconoció la necesidad de un liderazgo, aclaró que “eso no es excluyente” y dijo esperar una oposición “inteligente” donde se unan esfuerzos.

Entrevistado por La Nación, reconoció que el peronismo hoy está “en el peor momento desde la vuelta de la democracia”, que necesita “volver a enamorar”, y admitió que “no vamos a ganar más haciendo la V peronista o cantando ‘somos de Perón y de Evita’”.

Con relación al megadecreto impulsado por el Gobierno en enero, advirtió que con el mismo el Gobierno lo que hace es “profundizar la grieta”. Reconoció que el mismo tiene “un montón de normas con las que estamos de acuerdo, otras que queremos discutir, como la nueva disposición legal de la ANSeS. Por lo menos que los funcionarios vengan y expliquen”.

En rigor, Bossio aclaró que “queremos discutir las leyes, no un DNU. Estamos dispuestos a arremangarnos. Eso sí, vamos a hacer muchos cambios y discutir artículo por artículo”, y puso como ejemplo haber demostrado “vocación de debate”.

Respecto de la posibilidad de presentar una postura más dura en el Congreso, utilizó una metáfora futbolera: “Si Racing le gana a un Independiente que juega con suplentes no tiene el mismo sabor que cuando le gana a uno que viene de ser campeón. No queremos ganarle a un Macri fracasado. Queremos que a la Argentina le vaya bien”.

“El peronismo puede ser una verdadera alternativa que no construya sobre el fracaso de Macri, sino sobre los aciertos”, remarcó.

Respecto del ajuste anunciado para la plana política y la prohibición de tener familiares en la administración pública, consideró que el Gobierno “busca un golpe de efecto. Ese tipo de limitaciones pueden tener un efecto positivo en la opinión pública, pero no resuelven los temas centrales. Me hubiese gustado que discutiéramos en el Congreso cómo podemos tener un Estado más eficiente”.

Con relación al caso Triaca, aclaro que desplazarlo “es una decisión del Ejecutivo”, y lo enmarcó dentro de las contradicciones del Gobierno, entre las que marcó que “Macri vive pidiendo inversiones y lo único que hace su mejor amigo, Nicky Caputo, es vender sus activos”.

Admitió eso sí la necesidad de “discutir” una reforma laboral, porque “el mundo y la Argentina van a entrar en un proceso de incorporación de tecnología que va a cambiar mucho las relaciones laborales”. Pero aclaró que “es importante la voz de los trabajadores, en la CGT hay gente con experiencia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password