Para exdiputada riojana “está atado con alambres” el escándalo en la Escuela de Cadetes

Clara Vega responsabilizó al Estado provincial por la muerte del cadete Emanuel Garay. Asevera que la seguridad provincial “se maneja con la improvisación”

La diputada nacional (MC) Clara Vega se refirió a los acontecimientos de los últimos días en torno a la muerte del cadete Emanuel Garay, que pusieron a La Rioja en el centro de la escena nacional. Al respecto, DIJO que el gobernador riojano “pretendió hacernos creer que todo iba a cambiar, pero dejó en evidencia la improvisación con la que se maneja”.

Sostuvo luego que “no existen las políticas de estado en seguridad en la Provincia; hace tres meses que no teníamos ministro de Gobierno y hoy designan a un exmilitar, cuando en el país y en el mundo se apunta a desmilitarizar las instituciones y colocar personal civil a cargo de ellas”.

Asimismo, Vega cuestionó la designación del comisario José De La Fuente como secretario de Seguridad, ya que “es integrante del staff de asesores de César Angulo, secretario de Seguridad saliente”, al igual que la designación del comisario Elizondo como jefe de Policía actual, “quien -es sabido- es hombre de confianza del exjefe de Policía.

En este sentido, la exdiputada remarcó las incoherencias de los cambios ya sea por impericia o por imposición misma: “Ahora la Escuela de Cadetes pasa a la órbita del Ministerio de Educación, cuando el título que otorga es reconocido por ese organismo desde el año 2000 aproximadamente. Entre 2005 y 2006 entró en el presupuesto y los docentes cobran a través de ese Ministerio; además, con la nueva Ley de Educación Superior, pasó a llamarse Instituto Superior de Seguridad, donde se otorga el titulo Técnico Superior en Seguridad”.

Vega sostiene que el Ministerio de Educación nunca hizo el contralor de un instituto que dependía de él, cuyocurrículo fue aprobado por el equipo técnico de la dirección superior y al cual nunca le exigió que la dirección estuviese a cargo de personal idóneo capacitado para la orientación.

“En 2016 se aprobó una nueva ley que aún no se reglamentó, y ahora buscan reformar lo que todavía no se estableció como corresponde por no contar con el debido acto administrativo”, prosiguió Vega. “En lugar de estar atando con alambre algo insostenible -que queda aún más en evidencia con la designación de la gremialista Ilda Lucero-, podrían resolver el problema de fondo. El gobernador nunca hizo el mea culpa de la situación en la que se encuentra la seguridad en la provincia, ni se reflexionó sobre el rol que debe cumplir la Policía en democracia”.

La legisladora riojana indicó también que se cometió un error al sostener la misma cúpula policial del exgobernador Beder Herrera, que “cargaba con los asesinatos de Danilo y Romina, además de los manejos no muy santos de lo recaudado por el Decreto 840 de tolerancia cero al alcohol”.

“La muerte del preso Rolando Bazán en la comisaría cuando hacía años que todos los detenidos eran llevados a la alcaidía directamente, es un ejemplo de las cosas que suceden en la Policía de La Rioja, además de ser el ‘kiosquito’ de los políticos que cambian votos por una recomendación para ingresar en la Escuela de Policía, la madre del problema”.

Para finalizar, Vega concluyó “algunos creerán que a todos los jóvenes riojanos les gusta ser policías; en realidad, no hay otra salida laboral. Esta se convierte en una de las pocas posibilidades. Es un curso que tiene 40 vacantes y 160 postulantes, por lo que la orden es darle instrucción hasta que abandonen y sólo queden 40. Existe una cadena de responsabilidades y la Justicia debe llegar hasta el último de los responsables, incluyendo al propio gobernador, que es conocedor de todo lo que sucedía en el ingreso a las escuelas de oficiales y suboficiales de Policía”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password