Sectores del oficialismo desestiman el debate por la despenalización del aborto en la Ciudad

Algunos legisladores porteños de Vamos Juntos confirmaron que el debate no se planteará en la Casa, sin embargo algunos sectores de la oposición se mostraron a favor de la medida y celebraron que se abra la discusión en el Congreso.

Luego de que el Gobierno Nacional diera luz verde para que se debata en el Congreso la despenalización del aborto, algunos sectores de Vamos Juntos desestimaron la posibilidad de que abra una discusión al respecto en la Legislatura de la Ciudad. Por su parte, espacios de la oposición se mostraron a favor de la medida y celebraron la apertura del diálogo.

En este sentido, el legislador oficialista Claudio Cingolani le explicó a parlamentario.com que “el tema del aborto es un tema federal así que no que creo que tenga un pronunciamiento a nivel legislativo en la Ciudad de Buenos Aires, tampoco creo que el Gobierno lo haga por su cuenta” y remarcó que “no lo tenemos como agenda legislativa ni como un tema a plantear por el Ejecutivo, sin embargo eso no quita que algunos sectores puedan tener algún pronunciamiento al respecto”.

“Yo soy pro vida, pero me parece que en este tema se tiene que dar un debate amplio y respetuoso; siempre teniendo en cuenta que el pensamiento de todos, las creencias y la religión forman parte de un conjunto”, aseveró y subrayó que “teniendo en cuenta ese crisol de pensamiento es que el debate tiene que ser lo más amplio y respetuoso posible”.

Por su parte el diputado del Pro Eduardo Santamarina fue más tajante al manifestar que “estoy a favor de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural”.

El visto bueno de la oposición

A su vez, el legislador de Suma+ Marcelo Guouman aseguró que “la inminente postura del Gobierno, es a mi consideración una muestra de permeabilidad oportuna y acertada ante una problemática que exige respuestas del Estado” y remarcó que “la sociedad argentina se merece este debate tantas veces postergado, el tratamiento parlamentario del ‘aborto legal, seguro y gratuito’ enriquecerá de un modo serio y sincero el debate sin perder la visión de la sensibilidad social y de la responsabilidad del Estado”.

Además afirmó que está “convencido que la aprobación de la norma sería un nuevo avance para todos” ya que significaría “más derechos, más poder de decisión sobre la planificación personal y familiar y un avance a pasos agigantados sobre la cuestión de la salud pública”.

“Si bien creo que los derechos individuales se verán incrementados y eso es bueno, la cuestión social macro de como el Estado resuelve una cuestión que alarma, en la salud de muchas mujeres, es prioritario”, resaltó y aclaró que “de todas las mujeres, sin discriminar por clase social, un argumento muy escuchado en estas horas, es que la legalización del aborto proveerá una disminución de las muertes en sectores humildes y eso seguramente sucederá, pero además, quitará la vergüenza del ocultamiento para los sectores más acomodados”.

Asimismo señaló que “en temas tan controversiales como este se mezclan la ideología, las tradiciones políticas, la religión, y sobre todo las experiencias personales y cercanas de cada legislador” y consideró que “la apertura que propone Cambiemos nos acerca a una sociedad más moderna, con más igualdad, con un Estado más presente que se ocupa de la Salud Pública para permitirnos a cada uno una mejor planificación familiar y de vida”.

Por su lado el radical Juan Francisco Nosiglia precisó que está “a favor de abrir el debate en el Congreso” dado que “es Es importante al haber distintos proyectos de Interrupción Voluntaria del Embarazo (incluso algunos desarrollados con el aporte de colectivos de mujeres), habilitar la discusión para que se pueda sancionar la mejor ley. Desde mi óptica, la mejor ley es la que incluya una mirada integral desde la salud pública y desde la educación sexual”.

A su vez advirtió que es factible avanzar con la medida en el Congreso ya que “hay condiciones para avanzar porque existe un consenso transversal en este sentido, y cada vez más conciencia de la situación que atraviesan miles de mujeres que están sometidas a practicarse abortos clandestinos e inseguros” y advirtió que “esto no significa que vaya a ser un camino simple, pero lo importante es empezar a recorrerlo”.

“La penalización fracasó como política para impedir su práctica, el Estado tiene que ser responsable de la situación”, sentenció.

Por su parte, la diputada de PTS Myriam Bregman aseveró que el hecho de que “se haya llegado a este punto de debate por el derecho al aborto es indiscutiblemente producto de nuestra lucha, ya que Macri siendo jefe de gobierno incluso vetó la ley de aborto no punible que había votado la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires” y remarcó que “por eso más allá de las contradicciones políticas que en la coyuntura lo lleva a poner en agenda ese tema, ello es producto de la persistencia en nuestro reclamo”.

“Ahora cada bloque debe hacer explícito cuántos votos a favor y en contra tiene, no puede haber sorpresa, el voto no es secreto”, resaltó y explicó que “estamos tratando una cuestión de salud pública, queremos que no mueran más mujeres por abortos clandestinos, entonces acá no puede haber jugadas por la espalda de esas que tanto se ven en el Congreso, qué digan ya qué hará cada uno”.

Finalmente, sentenció que “nosotras desde el PTS /Frente de Izquierda y Pan y Rosas apoyamos el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito” y precisó que “nuestro reclamo es de educación sexual, anticoncepción gratuita y aborto legal para que no haya más muertas por abortos clandestinos ni mujeres que queden de por vida con lesiones permanentes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password