Carrió tildó a Hugo y Pablo Moyano de “criminales” y los vinculó hasta con muertes

Calificó al líder camionero de jefe de la “mafia sindical” y aseguró que esta es “una batalla que hay que dar” y garantizó que “va a terminar bien”. Habló también de hacer “prósperas” a las clases medias” y admitió que “ahí fallamos”.

La diputada nacional Elisa Carrió consideró que la confrontación del Gobierno contra Hugo Moyano “es una batalla que vale la pena dar”. Sostuvo que hubo un “pacto explícito” con Néstor Kirchner hasta su muerte, y lo fundamentó en que por eso “destruyeron todos los ferrocarriles y se habilitó todo el transporte terrestre que tenía que ver con camiones, lo que dejó sin logística y sin rutas al país”. Ese pacto, sostuvo, duró hasta que el camionero empezó a “condicionar a Kirchner”.

En ese marco, advirtió que “él tiene muchos crímenes atrás, pero muchos. Su hijo Pablo también. Así que marchen, pero que también marchen a la justicia”.

Entrevistada por el diario El País, de Uruguay, una de las creadoras de Cambiemos sostuvo que “los verdaderos oligarcas de la Argentina están presididos por Kirchner, Moyano y todos los enriquecidos en los últimos veinte años”. Aseguró que Hugo Moyano es “el jefe” de la mafia sindical y aseguró que la suya es “una familia de criminales”. Al menos él y su hijo Pablo, señaló. “Y cuando digo criminales digo criminales, no solo de robo de dinero. Muchas muertes que no se explican, muchas muertes tapadas. Si en algo uno avala al presidente Macri es en esta lucha. Yo di la lucha contra toda la corrupción kirchnerista”, aseguró, confiada en que esa lucha de Macri “va a terminar bien”.

Y puso como ejemplo lo que pasó en Estados Unidos con Jimmy Hoffa, líder del sindicato de los camioneros acusado de tener vínculos con la mafia. “Este (por Moyano) es una persona parecida”, comparó, asegurando que “Argentina no puede seguir en manos de mafias, esta es la batalla que hay que dar, y la tiene que dar el presidente, ha ganado ampliamente las elecciones así que cuenta con todo mi aval”.

Empero, aclaró que “hay que evitar otros errores justamente para tener el apoyo popular. Lo que no se puede es emprender esta lucha y cometer errores, diría nimios, pero graves a los ojos de la opinión pública”. En esos errores señaló el caso del exsubsecretario general de la Presidencia Valentín Díaz Gilligan, defendido en principio al descubrirse que tenía una cuenta en el exterior. Cuestionó que su renuncia se haya demorado, cuando eso debió hacerse “en un segundo, no hay que esperar”.

Elisa Carrió habló de la necesidad de “hacer es prósperas a las clases medias. Y ahí es donde fallamos. Porque yo no creo en tantos impuestos. Yo creo que si se bajan los impuestos todos crecen y todos pagan. En Argentina por el nivel impositivo hay mucha gente que no puede pagar. Entonces entramos en un proceso de ilegalidades, en una falsedad de altos impuestos. Están los legales que sostienen al país y los ilegales que se hacen millonarios. Y en este sistema no se puede vivir”.

Aclaró que la reforma laboral no le preocupa demasiado, sino “que aseguremos una buena gobernabilidad, que garanticemos la república, que bajemos impuestos, y que vayamos dando algunas reformas laborales”.

Tras reiterar que no volverá a competir en presidenciales, se manifestó “casi obligada a quedarme porque soy una especie de garantía”. Calificó de “excelente” la relación con Mauricio Macri, y dijo llevarse “muy bien con María Eugenia vidal, Horacio Rodríguez Larreta y los gobernadores radicales. “No puedo ir a reuniones políticas porque mi sincericidio causa estragos. Entonces voy a solas a comer a veces con él”, explicó, en referencia a Mauricio Macri, cuya reelección aseguró que apoyaría, “si seguimos cumpliendo el acuerdo que es república, lucha contra la corrupción, hambre cero y prosperidad económica y baja de impuestos”.

De Cristina Fernández de Kirchner, aseguró que “no tiene relevancia frente a un peronismo que se va unificando. El peronismo la odia a Cristina, el peronismo histórico, el peronismo de provincia. Ella odia a los PJ y los PJ la odian a ella. Así que eso divide. Lo que divide es ella”.

Carrió aseguró que “la sociedad argentina no quiere más ladrones, quiere transparencia. Lo que dijo un presidente uruguayo (Jorge Batlle) de que la Argentina era corrupta, tenía razón”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password