Apertura del año legislativo

Por Brenda Austin. La diputada nacional por el oficialismo celebra la intención del presidente de convocar a todos los argentinos a trabajar para construir un país mejor.

Celebro el discurso del presidente frente a la Asamblea Legislativa del Congreso de la Nación, con precisiones claras respecto a la agenda parlamentaria, pero también con un balance de lo realizado.

Rescato especialmente que se trató de un discurso optimista, que mira al futuro. Que convoca a todos los argentinos/as a trabajar para construir el país que queremos.

Un discurso que pone de relieve los pasos que hemos dado hasta acá en materia de transparencia, en infraestructura, en vivienda, en seguridad, entre otros. Pero que también marca la agenda de lo que falta y de lo que viene. La ampliación de la superficie de parques nacionales y la mirada sobre el cuidado del ambiente, así como la preocupación puesta sobre la nutrición de nuestros niños son aspectos fundamentales.

En materia de género, el discurso dio cuenta de la vocación de construir políticas públicas integrales. En primer lugar, la educación sexual integral en un trabajo interministerial coordinado, que refuerza las herramientas en las escuelas, en los centros de salud y en las comunidades. También la provisión de anticonceptivos, todos aspectos claves para disminuir el embarazo adolescente y los embarazos no deseados. En relación el debate sobre el aborto legal, quedo de manifiesta una vez más, la vocación del presidente de pedir un diálogo maduro y racional donde el Congreso sea capaz de escuchar a todas las voces. No tengo dudas que ese camino nos permitirá fortalecer los argumentos y razones para sacar el tema de una criminalización que mata. Legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, sumado a la educación sexual y la provisión de anticonceptivos, es el único camino posible para cuidar la vida y la salud de las mujeres.

Finalmente, en materia de empleo, reconocer la existencia estadística de una brecha salarial entre hombres y mujeres y el compromiso asumido para reducirlo es un enorme paso. Poner sobre la mesa la ampliación de la licencia por paternidad, va claramente en esa dirección, al disminuir uno de los incentivos que se tienen en cuenta para no contratar mujeres. En segundo, la inclusión laboral buscando aumentar el empleo registrado también es clave para las mujeres. Las tasas de empleo informal y empleo en negro impactan con más fuerza en jóvenes y mujeres. Dar esta discusión y avanzar con la ley, será un paso clave para nuestro país.

Por último, en materia educativa el compromiso de trabajar sobre las escuelas que más lo necesitan es el único camino para reducir la marca de nuestro sistema: la desigualdad educativa. Garantizar a la educación como derecho humano, requiere no sólo fortalecer la inclusión sino fundamentalmente, la calidad de la educación que le damos a nuestros/as niños/as.

Buen discurso para mirar de frente los problemas e iniciar el año legislativo con la fuerza que hace falta para seguir cambiando la Argentina.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password