Vilardo: “Tengo muchas expectativas de que se apruebe el aborto legal”

El legislador de AyL dialogó con parlamentario.com para analizar el debate del aborto en el Congreso y la reforma educativa que el Gobierno porteño buscará implementar en la Ciudad.

El diputado porteño de Autodeterminación y Libertad (AyL) Fernando Vilardo dialogó con parlamentario.com para analizar el debate que comenzó a darse en el Congreso de la Nación acerca de la despenalización del aborto y la lucha que las mujeres vienen llevando adelante en ese sentido.

Además -y pese a que aseguró que es necesaria una reforma-, el legislador cuestionó duramente al Gobierno porteño por la forma en que plantea aplicarla y por “las condiciones en las que tiene trabajando a los docentes”.

-¿Qué iniciativas impulsará durante el 2018 en la Legislatura?

– En primera instancia me interesa mucho todo el conflicto que se está abriendo en torno de la educación, es algo que es urgente que lo discutamos. El conjunto de la comunidad y nosotros creemos que es indispensable que se reforme la educación, lo que pasa es que partiríamos de lo opuesto a cómo lo está llevando el Gobierno de la Ciudad.

El oficialismo está imponiendo un proyecto porque no se lo debatió ni se le consultó a los principales actores de la comunidad educativa -rectores, docente, directivos, graduados, estudiantes, etc.-, queremos que todos analicemos que tipo de educación es la que queremos. Eso es lo que nosotros estamos planteando y es para lo que estamos haciendo fuerza. Es fundamental que la educación se discuta en conjunto y si la reforma necesita un año de trabajo, que se le de ese espacio; pero el Gobierno arma los proyectos en una oficina y los termina imponiendo.

Esa es una de las líneas que estaremos planteando en las Comisiones correspondientes; también avanzaremos con la problemática del conjunto de trabajadores desde diversas perspectivas, ya que se está avanzando en una fuerte ofensiva sobre la calidad de vida y sobre la falta de instrumentos necesarios para desarrollar su trabajo.

Ese un punto que se ve claramente en el área de salud y es algo que lo plantearemos en esa Comisión -la cuál comenzaremos a integrar desde este año-. Por ejemplo los trabajadores de los distintos hospitales de la Ciudad nos dicen que ellos tienen que comprar los termómetros para atender a los pacientes, sus propios ambos, usan zapatillas y no el calzado adecuado para este tipo de trabajo. Es todo un drama que viven los trabajadores públicos, si es que tienen la suerte de contar con un empleo porque muchos no lo tienen o están siendo despedidos.

Nosotros queremos trasladar todas esas problemáticas a la Legislatura para poder discutirlas, pero de todas formas nos interesa estar en la calle con la gente porque cuando pelean queremos acompañarlos.

Otro tema que tenemos en agenda es el aborto, pero es algo que lo va a llevar adelante –sobre todo- mi compañera de bloque Marta Martínez. Nosotros hemos presentado un proyecto para que se debata en el Congreso, pero lo que más nos interesa es la lucha de las mujeres. Lo cierto es que es formidable y pese a que viene hace muchos años, se intensifico desde el 2015 con el ‘Ni una menos’, pero nos interesa porque esa lucha fue la que puso en el centro de la escena el debate sobre el aborto. Nosotros desde acá adentro vamos a hacer todo lo posible, pero la realidad es que en la calle hay una fuerza imparable.

-Usted hizo mención a la reforma educativa y uno de los principales puntos de la misma es la jerarquización de la educación. ¿Considera que es primordial jerarquizarla?

-Nosotros repudiamos mucho que este Gobierno hable de una jerarquización de la educación, son muchos los motivos por lo que lo hacemos: primero, porque es algo que lo imponen sin consultarlo con la comunidad; por la superficialidad con la que encaro el tema, ¿por qué este proyecto tiene que salir de la cabeza de uno o dos iluminados y no de los miles que le ponen el cuerpo a la educación?.

Encima a esta situación inconsulta se le suma una pauta salarial que –a toda vista- es una paritaria de ajuste. En la Ciudad se ofrece un 12% de aumento, en la provincia de Buenos Aires dan el 15%, el extremo de Gerardo Morales que quiere dar el 5% y todo sin clausula gatillo. Los consultores más importantes nos hablan de una inflación no menor al 20%, entonces así le van robando a los docentes.

No se puede hablar de jerarquizar la educación si no se parte de los ingresos que tienen, porque al docente que con un turno no llega a cubrir la canasta básica , se lo obliga a trabajar en dos turnos estando 10 o 12 horas diarias frente a un curso, algo que es imposible. Entonces, por consecuencia, es imposible pensar en una educación de calidad cuando tenes a un docente dando 12 horas de cátedra diarias, a lo cual hay que sumarle la cantidad de horas que viajan.

Repudiamos que este Gobierno quiera jerarquizar la educación cuando tiene a los docentes trabajando en condiciones insalubres.

-¿Por qué el Gobierno insiste con una paritaria del 12%?

-Hay un objetivo claro que tiene el Gobierno que es atacar las condiciones de trabajo y su salario, porque una de las condiciones -no la única- para que los inversores es que le bajen el costo laboral, lo que para nosotros sería las condiciones de vida de los trabajadores. Entonces el Gobierno que pasó el 2017 con las elecciones y que le permitió hacer ese ajuste a medias porque necesitaba los votos, ahora lo va a implementar en el 2018.

La paritaria docente es una paritaria testigo, entonces está muy firme en mantenerlo porque va por todo. Además, los que supuestamente son quienes defienden a los trabajadores están, en su mayoría, alineados con el Gobierno, tranzan con ellos. Si logran imponer la paritaria docente al 12% va a ser clave para el resto.

– Por otra parte, ¿cree que el proyecto por el aborto pueda ser aprobado en el Congreso?

-Antes de ver si es un proyecto que puede salir o no, yo partiría de que es un logro enorme que hoy este en el Congreso. Nuestro compañero Luis Zamora fue el primero en presentar un proyecto sobre aborto en 1993, él siempre nos cuenta que era un grupo minúsculo el que lo pedía y no había posibilidades de que se lo discutiera. ¿Qué cambio en todos estos años, sobre todo en los últimos? Cambio la rebelión de mujeres, esa potencia que se construyó desde abajo, desde el 2015 vienen peleando y lograron poner en agenda el debate del aborto. Es un logro muy grande.

No pensaba que este tema pudiera estar en debate, así que dejo la puerta abierta a que este debate pueda ser aprobado. Este momento histórico que estamos viviendo a mí me genera muchas expectativas de que pueda salir.

-¿Qué análisis puede hacer de la situación actual de la Ciudad?

-Para decirlo brutamente, creo que hay que dar vuelta toda. El análisis que hago es que tenemos un Gobierno que viene privatizando el espacio público, que ya vendió más de 300 hectáreas en la Ciudad, a la par del gran negocio inmobiliario, de un impresionante endeudamiento -ya que se multiplicó cinco veces más la deuda en el distrito capitalino-. Esto trae consecuencias que las vemos claramente, es decir, en cuanto a lo que es el déficit habitacional, las condiciones en la que se encuentran los trabajadores, entre otras cuestiones.

Vemos una situación muy grave, generalmente siempre hacemos un análisis de lo que afecta a una porción de la sociedad y que puede empeorar, pero nosotros insistimos mucho en que lo más grave de todo es que a los vecinos se los excluye siempre de las decisiones. A veces uno plantea esta situación y nos dice ‘es muy utópico, ¿qué quieren, que hagamos asambleas?’, no es lo que nosotros planteamos, pero si creemos que hay espacios de discusión como son las comunas, espacios en los barrios. Si agarramos a cualquier persona que este caminando por la calle y le decís ‘mira tenemos un presupuesto, decinos en que tres áreas lo invertirías’, seguramente la educación, la salud y la seguridad van a estar. No quiero banalizar la discusión, pero ¿por qué esa prioridad no se ve en el presupuesto? Porque la sociedad no toma las decisiones.

Al pueblo se lo excluye de todo, nosotros en general rechazamos las medidas porque siempre insistimos en que la prioridad de la sociedad no se ve reflejada. La situación en la que está la Ciudad se debe a que no se escucha a la gente.

Este Gobierno dice que se escucha a los vecinos, que pueden hablar en las audiencias y en otros espacios, se los escucha formalmente, pero nosotros creemos que la población tiene que decidir.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password