Faurie destacó que Argentina podrá dar una “visión diferente” al mundo desde la presidencia del G-20

El canciller expuso en el Senado y resaltó que desde el Gobierno se procura “tener una política exterior pragmática para poder responder puntualmente a cada uno de los desafíos que surgen”.

El canciller Jorge Faurie destacó la relevancia que tendrá Argentina este año al estar a cargo de la presidencia del G-20 y dijo que, desde ese lugar, podrá aportar una “visión diferente” al mundo.

Invitado por la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto del Senado, presidida por el radical Julio Cobos, el funcionario ponderó la política internacional impulsada por el presidente Mauricio Macri.

En ese sentido, sostuvo: “Procuramos tener una política exterior pragmática para poder responder puntualmente a cada uno de los desafíos que surgen” en el mundo. En esta línea, remarcó que se trata de una política que “no sea ideologizada”, lo cual “no quiere decir que no tengamos ideas”.

En cuanto a la presidencia del G-20, el ministro resaltó que “es un buen ejemplo” que el país la tenga a su cargo este año porque esa decisión “es un reconocimiento a una vocación de encarar reformas estructurales dentro de nuestro país, pero al mismo tiempo a la capacidad de un país que pueda dar una visión diferente, desde otra parte del mundo, y sobre todo pueda provocar el surgimiento de diálogo o conciliación de posiciones entre las diferentes versiones que existen hoy”.

Sobre este punto, el canciller explicó que estamos en un mundo que “no es absolutamente lineal”, sino que “estamos conviviendo con una multiplicidad de escenarios que se están desarrollando”, en referencia a los nacionalismos o proteccionismos que surgen en distintas naciones.

En lo que concierne a la relación con los países vecinos, Faurie señaló que “tenemos que trabajar mucho más para generar una integración física más eficiente” y “simplificar los procedimientos en fronteras”. “Pero al mismo tiempo ser racionales en cuanto a los recursos que disponemos”, agregó.

Además, en su exposición explicó que a partir del 2000 en el plano internacional ha habido cambios que provocaron una “rediscusión de quienes son los líderes en la comunidad internacional”, lo cual le “ofrece” a Argentina “una oportunidad de actuación”, que consideró se potencia “con liderazgos como el del presidente Macri”.

El canciller defendió que la “apertura o diálogo con distintos sectores a nivel internacional no es una posición ingenua ni de simple voluntarismo” sino “un análisis objetivo de cuáles son nuestras posibilidades, capacidades y de cómo está funcionando el sistema internacional”.

El funcionario también advirtió que en un contexto de globalización y revolución tecnológica, que “afecta el mundo del trabajo”, tenemos que “saber dar respuestas”, ya que es una situación “amenazadora”. Aunque aclaró que Argentina “no es la única ni la principal afectada”, pero abogó por “rediscutir reglas del comercio internacional”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password