La persistencia de Moreau y el freno de Tonelli

Muy incisivo durante la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales se mostró el diputado Leopoldo Moreau, que fiel a su estilo cuestionó a los “medios concentrados”, reivindicó a Julio…

Muy incisivo durante la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales se mostró el diputado Leopoldo Moreau, que fiel a su estilo cuestionó a los “medios concentrados”, reivindicó a Julio De Vido y hasta tuvo tiempo de defender a Cristina Kirchner.

Cuando la diputada radical Karina Banfi diferenció la situación de Aída Ayala con la de Julio De Vido, pidiendo ver “caso por caso”, la legisladora señaló que lo del exministro de Planificación “no empezó el 18 de julio del año pasado, empezó en 2016”, y luego apuntó: “Si hay tanta preocupación sobre la condena mediática que planteaba el diputado Moreau, no es menor la reputación”.

Por haber sido mencionado, el radical kirchnerista pidió la palabra una vez más y salió al cruce de la recomendación de tener en cuenta reputaciones, algo que interpretó como “un concepto peligroso, riesgoso”, en un contexto de “medios concentrados y redes sociales, con enorme capacidad de formatear la personalidad de un dirigente”. Y ahí no pudo con su genio: “Si fuera por reputación, ¿cómo tendríamos que calificar al presidente Macri, que a mi juicio no goza de gran reputación, por su pasado, y ahora por su presente”.

Luego salió al cruce de Carla Carrizo, que había cuestionado la actitud del Senado de no haber definido la situación de Carlos Menem, pese a tener dos condenas, ni la de la senadora Cristina Fernández de Kirchner, también con pedido de desafuero. “Es muy riesgosos el concepto de decir que el Senado está violando la ley; el Senado se adecua mucho mejor al concepto que tenemos nosotros: el Senado espera sentencias definitivas”, replicó Moreau, quien consideró que “es mejor el procedimiento del Senado, para evitar actuar ante los horrores de los jueces y espera que puedan ser solucionados por otras instancias”.

Ahí intervino el presidente de la comisión, Pablo Tonelli, quien recordó que el último antecedente en el Senado corresponde al exsenador puntano Raúl Ochoa, suspendido en 2005 a instancias de “un dictamen de Cristina Fernández de Kirchner. No tenía ni siquiera sentencia de primera instancia”, apuntó el macrista. Y remató, en referencia a la supuesta doctrina de no desaforar a nadie sin sentencia firme: “Debe ser muy reciente, porque en el pasado nunca fue aplicada”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password