Ocaña pedirá que laboratorios publiquen incentivos que otorgan a médicos

La iniciativa tiene en cuenta cuestiones como bienes de valoración pecuniaria a pagos en efectivo, pagos de honorarios profesionales, entre otros.

La diputada nacional por Cambiemos Graciela Ocaña presentará un proyecto de ley para transparentar los incentivos que otorguen los laboratorios a los médicos a fin de promover medicamentos o prótesis a sus pacientes, entre otros productos.

La legisladora nacional dijo que “este tipo de situaciones tiene consecuencias concretas: el encarecimiento de las prestaciones de salud, ya que el mayor costo asociado a estas prácticas espurias es soportado por todas las personas que tienen que comprar un medicamento determinado en una situación de enfermedad o tratamiento médico” y agregó que “el sistema de salud termina subsidiando en su conjunto los costos exorbitantes de las prácticas o medicamentos obtenidos por esta vía”.

En la presentación se tienen en cuenta como bienes de valoración pecuniaria a pagos en efectivo, pagos de honorarios profesionales, así como también los fondos destinados a formación profesional, gastos de viajes, pasajes, regalos, hospedajes o cualquier otro bien susceptible de valoración económica que sean realizados desde los laboratorios hacia los médicos.

Otro de los puntos principales de la propuesta es que el recetario médico no deberá incluir ningún tipo de indicación predeterminada que pueda inducir al médico y/o al paciente al uso de determinadas marcas de medicamentos o equipos biotecnológicos médicos.

En ese sentido, señaló que “no hay medicamentos genéricos que tengan análisis de que tengan mismo efecto al mismo tiempo. La ley implica que podés elegir a qué valor, o qué medicamento y qué marca comercial querés comprar. También hay falta de transparencia, hay incentivos que se le dan a los médicos para que sugieran una marca comercial”, apuntó la legisladora nacional.

“Los pacientes tienen el derecho a conocer si el médico prescriptor obra por voluntad propia, o posee algún interés o ventaja en recetar o prescribir algún medicamento o práctica médica en particular”, sostuvo la dirigente de Cambiemos y añadió que “a fin de arrojar luz sobre posibles conflictos de intereses entre los médicos y las empresas farmacéuticas y de insumos médicos, resulta necesario adoptar una legislación que obligue a dichas empresas a informar y hacer públicos, los incentivos realizan sobre los médicos a fin de promover sus productos”.

Estas prácticas de interés y de resarcimiento fueron denunciadas en el país y en el mundo. En 2012, Ocaña denunció ante la Justicia Penal argentina a la firma norteamericana BIOMET, quien, de acuerdo a las investigaciones realizadas por la Comisión de Valores de dicho país, (SEC, por sus siglas en inglés) habría pagado sobornos a funcionarios y médicos de diversos países, entre ellos Argentina, para la colocación de prótesis traumatológicas. La empresa mencionada, ha sido multada en 23 millones de dólares por las autoridades norteamericanas.

De esta manera la legisladora nacional denunció la existencia de sobornos a funcionarios de la Aduana para ingresar al país prótesis médicas subvaluadas que luego indicarían médicos y obras sociales a cambio de un soborno de entre el 15 y el 20 por ciento del producto.

Un caso argentino reciente

En noviembre de 2017 el juez federal Sergio Ramos dispuso el procesamiento –sin prisión preventiva- de Daniel Binder, Carlos Alberto Arredondo, Luis César Forte, Guillermo Enrique Yañez y Clara Catalina Gaivironsky, todos ellos integrantes del directorio del Laboratorio Finadiet SACYFI. También trabó embargos a sus bienes por el monto de 150.000 pesos a cada uno.

El delito que les imputó fue el de tráfico de influencias, figura penal que había sido solicitada por Javier Arzubi Calvo, a cargo de la UFI-PAMI, y Jorge Di Lello, titular de la Fiscalía Federal N°1.

Uno de los médicos del Hospital Milstein (ex Francés) denunció en 2014 que jefes de urología del nosocomio, contratados por PAMI, obligaban a médicos y residentes a recetar medicamentos del laboratorio Finadiet recibiendo a cambio dinero por ello y que recibieron sumas por 94792 pesos por parte del laboratorio con el objetivo de que solo se prescriban medicamentos de esa empresa.

Citando el escrito, el denunciante asegura que “a partir del mes de noviembre de 2013 comenzó a notar cambios en las asignaciones de sus pacientes, aclarando que los profesionales del referido nosocomio son contratados por el Instituto y facturan por contraprestación brindada (…)algunos residentes le comentaron que el día 8 de mayo recibieron de parte del Dr. Escalera Sarabia, Jefe de Residentes, un mensaje a través del grupo que integraban los residentes del servicio indicando que debían recetar solo medicamentos del laboratorio Finadiet, especialmente los productos “Tansiloprost” y “Finasterin. Escalera Sarabia les dijo a los residentes que si no lo hacían ‘iban a tener problemas”.

Cabe recordar que la empresa Finadiet también figura en la causa de la mafia de los medicamentos ya que era una de las empresas que estaba vinculada con el otrora titular del Banco de Drogas del Ministerio de Salud, Roberto Loiacono, así como también Biodrugs, de su hijo Fernando.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password