Se escucharon más voces de especialistas a favor y en contra del aborto legal

Médicos, abogados y representantes de organizaciones participaron de la séptima audiencia pública en la Cámara de Diputados. Por la tarde expondrá la artista Florencia de la V.

En una nueva audiencia pública sobre despenalización y legalización del aborto, médicos, abogados y representantes de organizaciones continuaron con el debate que se lleva a cabo en la Cámara de Diputados. Más de una veintena de expositores se presentaron en el turno mañana, mientras que por la tarde participarán la artista Florencia de la V y la periodista Silvia Mercado, entre otros.

A favor de la interrupción voluntaria del embarazo, la médica pediatra Alicia Benítez sostuvo que “la maternidad es un hecho biológico, pero también un acontecimiento profundamente subjetivo, personal y social, en el que el deseo de la madre, el amor, la mirada, la piel, son recursos elementales para la sobrevida y la vida digna”.

“Las mujeres de todas las condiciones sociales deben decidir libremente si desean o no un embarazo. Y si deciden abortar, el Estado debe constituirse en el principal garante del acceso al aborto legal, seguro y gratuito”, consideró la exjefa de Neonatología de la Maternidad Sardá.

Por su parte, la economista Candelaria Botto enfatizó en “la necesidad de producción estatal de misoprostol”, el medicamento utilizado para provocar el aborto, y aportó datos de sondeos realizados por la organización Economía Feminista, de la cual forma parte.

Según el relevamiento en torno a la posición de los diputados, dijo que “hay 106 diputados a favor del aborto legal, 102 en contra, dos abstenciones y 37 que aún no han tomado posición pública”. “Solo el Frente de Izquierda vota en unidad a favor. El resto de los bloques está dividido en su postura”, señaló.

Botto también precisó que, según una encuesta, “la mayoría de quienes se proclaman a favor están por debajo de los 40 años, mientras que entre los que se manifestaron en contra predominan los mayores de 50”. “Los agnósticos y ateos apoyan mayoritariamente, en tanto que el mayor nivel de voto en contra está entre los católicos”, agregó.

A su turno, Ana María Granchi, doctora en Química e investigadora del CONICET, reveló que “el 44% de los 227 millones de embarazos anuales en el mundo son involuntarios. De ellos el 56% terminará en aborto. El aborto provoca el 14% de las muertes maternas a nivel mundial, las que en su gran mayoría ocurren en países con leyes restrictivas del aborto”.

En contra de la iniciativa, el abogado y profesor de la UBA Alejandro Bulacio afirmó: “El embrión tiene procedencia y estructura genética humana. No es una larva, pertenece a la especie humana y se convertirá en una persona que merece la protección de la ley”.

“Los legisladores son representantes también de los no nacidos, quienes no tienen voz en la futura ley”, continuó el letrado, que además consideró que “la clave son políticas públicas para que nazcan todos los embriones, que sabemos que son persona, y al mismo tiempo la ayuda necesaria para las mujeres embarazadas en situaciones difíciles”.

La médica psiquiatra Viviana Duarte de Massot remarcó que “el aborto provoca consecuencias en todos los ámbitos de la vida de la mujer” y sus efectos “son siempre negativos, aun cuando se quieran promover falsas ventajas como el alivio y la liberación de la mujer de ese embarazado inesperado”.

“En un menor grado puede aparecer la psicosis por aborto y tiene una duración aproximada de seis meses. Lo que vemos en mayor del 70 por ciento de los casos es el estrés pos aborto que aparece entre los tres y seis meses después del aborto; y el trauma pos aborto que está caracterizado por el desarrollo crónico y diferido de los síntomas producto de las reacciones emocionales experimentadas por las mujeres”, explicó.

“Resulta contradictorio proponer como solución el aborto para justificar las fallas en políticas de salud. El aborto conlleva una violencia inusitada contra el cuerpo y la psiquis de la mujer”, manifestó la médica tocoginecóloga Doris Noemí Lozadas, que también se refirió al rol de los profesionales de la salud al decir: “¿Por qué los médicos debemos ser ejecutores de un inocente que no tiene voz? Los médicos consideramos al feto como un paciente. Hemos sido formados para salvar vidas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password