Tailhade también impugnó la postulación de Weinberg de Roca para la Procuración

Es por no haber declarado ante el Consejo de la Magistratura la remuneración que percibía por integrar Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas.

Al igual que Abuelas de Plaza de Mayo, el diputado nacional Rodolfo Tailhade (Frente para la Victoria-PJ) presentó una impugnación a la candidatura de Inés Weinberg de Roca para la Procuración General, en este caso por no haber declarado ante el Consejo de la Magistratura la remuneración que percibía por integrar Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas.

En el escrito dirigido al Ministerio de Justicia, Tailhade recordó que en 2013, cuando era candidata a integrar el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, Weinberg de Roca recibió una impugnación por la detección de “omisiones” en la presentación de sus antecedentes.

Según el legislador, la postulante había incurrido en incompatibilidad en el ejercicio de la magistratura como Jueza de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, e integrante a su vez del Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas.

En este último cargo, advirtió Tailhade, Weinberg de Roca “fue denunciada por percibir y no declarar honorarios por esa actividad, que desarrollaba sin autorización del Consejo de la Magistratura”.

En la audiencia pública celebrada el 11 de abril de 2013 para ocupar la vacante del Tribunal Superior de Justicia porteño, la candidata “no contestó si había percibido dichas remuneraciones o no”, indicó Tailhade.

El diputado kirchnerista aportó en la impugnación lo denunciado entonces por el legislador porteño Rafael Gentili, quien precisó que en 2010 Weinberg de Roca cobró 63.600 dólares por su cargo en el Tribunal de Apelaciones de la ONU; al año siguiente, cobró 55.200 dólares; y en el año 2012, 54.000 dólares.

Pese a eso, señaló, “fue aprobado el dictamen que afirmaba que no había elementos que afectaran la idoneidad y capacidad técnica de la candidata, sin haber hecho ningún otro requerimiento de información ni dispuesto medida alguna que permitiera despejar las dudas planteadas en el proceso de selección”.

En conclusión, Tailhade denunció que el Consejo de la Magistratura porteño y la Junta de Ética de la Legislatura de la Ciudad “escondieron bajo la alfombra” las irregularidades en las que habría incurrido Weinberg de Roca, que en el recinto “consiguió los exactos 40 votos que necesitaba para recabar acuerdo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password