La Legislatura aprobó la reducción de las tarifas de agua y gas

En la sesión de este jueves, los diputados porteños aprobaron con 52 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones la eximición del pago de Ingresos Brutos a las empresas AySA y Metrogas hasta finalizar el ejercicio fiscal 2018.

La Legislatura porteña sancionó con 52 votos positivos, 3 negativos y 2 abstenciones –en la sesión de este jueves- un proyecto impulsado por el Gobierno porteño mediante el cual se eximirá del pago de Ingresos Brutos(IIBB) a las empresas Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) y Metrogas hasta finalizar el ejercicio fiscal 2018, si dicha liberalidad impacta directamente sobre las tarifas cobradas a los usuarios.

La medida contó con el apoyo de Vamos Juntos, GEN, PS, Bloque Peronista, Unidad Ciudadana, Suma+; el rechazó de de AyL y el PO; mientras que el PTS se abstuvo.

En los fundamentos de la norma el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, recordó que “el colapso energético no es un relato, cada vecino lo vivió en carne propia: barrios enteros sin luz por largos días, la inseguridad que ello conlleva, gente atrapada en sus departamentos, comida que había que tirar porque se pudría en las heladeras, comercios que perdían toda su mercadería y hospitales que para brindar servicios debían recurrir a generadores”.

“Relato fue que los servicios públicos eran casi gratis, cuando se pagaba el costo real de destruir nuestro sistema energético, de pasar de ser exportadores a tener que importar en un año más de ocho mil millones de dólares, habiendo perdido la posibilidad de contar con esos recursos para invertir en la estructura necesaria”, advirtió.

En ese sentido remarcó que “desde el primer día con el presidente Macri hablamos con la verdad, aunque duela, así hicimos con la inflación, la pobreza, con la seguridad y con la energía. Teníamos y aún tenemos problemas energéticos, pero si no hacíamos nada la situación empeoraría” y aseguró que “las tarifas están aumentando de manera gradual para morigerar el impacto, en la Ciudad hay más de 300 mil hogares que tienen la tarifa social; no obstante, sabemos del esfuerzo que está realizando cada vecino”.

Asimismo, Rodríguez Larrea remarcó que la Ciudad es uno de los distritos que menor carga tributaria tiene en las boletas de servicios públicos y anunció que “también se entregarán lámparas led a todos los hogares de la ciudad, lo que conlleva a un ahorro de hasta 14% en las boletas”.

“Este esfuerzo de la Ciudad tiene un costo fiscal de 1.500 millones que va a ser financiado postergando alguna obra”, concluyó.

El debate en el recinto

La apertura de la discusión estuvo a cargo de la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Paula Villaba, quien señaló que “en lo que hace a los beneficios para los vecinos lo que buscamos es reducir el impacto de las facturas de luz y del gas, esta es una forma de alivianar los gastos en los bolsillos de los contribuyentes, porque la reducción de ingresos brutos se va a dar directamente en las facturas”.

“Con la aprobación de esta medida, los vecinos verán esta reducción en los montos de sus gastos”, señaló y remarcó que la quita en los impuestos oscilará entre un 4% y 5%.

Por su parte el legislador de AyL Fernando Vilardo explicó que “el saqueo que viene haciendo el Gobierno se viene profundizando y estamos cerca de un acuerdo con el FMI, en ese contexto se está debatiendo este proyecto” y consideró que “es una norma perversa y repudiable, detrás de esto hay una intención política de aplacar el malestar de la sociedad para con el Gobierno; un malestar que se profundizó cuando le metieron la mano en el bolsillo a los jubilados, una inflación que cada vez crece más, tarifazos brutales y salarios de ajuste”.

“El descuento propuesto es irrisorio y es para que no siga creciendo el malestar, para que el Gobierno pueda seguir metiéndole la mano en el bolsillo a la población”, agregó y se preguntó “¿Qué obra será la que no se va hacer? Le están dando un cheque en blanco al jefe de Gobierno”.

A su vez el diputado del PO Gabriel Solano indicó que “en Argentina sólo se habla del pacto con el FMI, que fue improvisado por el Gobierno y que tuvo que mandar de urgencia a un ministro a negociar, pero no se habla de este tipo de proyectos” y señaló que “nos dicen que la solución es bajar $20 pesos las tarifas de agua y gas, los funcionarios están perdidos y demoralizados”.

“Tenemos un Gobierno de CEOS, especuladores y que hicieron su riqueza especulando; no se vieron venir está situación; están especulando en contra del país, el Gobierno es completamente responsable de la crisis: es cierto que el déficit fiscal viene desde el gobierno anterior, pero esté lo agravó”, remarcó.

Asimismo el presidente del monobloque GEN, Sergio Abrevaya, subrayó que “lo que se aprobó ayer en la Cámara de Diputados, va en el mismo sentido de todo lo que pedimos acá, pero tengo dudas de que el Gobierno retrotraiga los impuestos al año pasado” aunque destacó que “nadie discute que la tarifa estaba tan subsidiada que era irreal, discutimos hasta donde puede el ciudadano pagar y cuanto es lo que puede tener de subsidio”.

“Al menos vamos a disminuir algo sobre las boletas de gas y agua, este aporte va a beneficiar a quienes no pueden pagarlo; no hay una conciencia real de lo que pasa en la economía interna argentina”, indicó y sentenció que “repudiamos el acuerdo con el FMI”.

En ese mismo sentido, la legisladora de PTS Myriam Bregman aseguró que “en los últimos años argentina sufrió tres saqueos históricos: el primero durante la dictadura militar, el segundo en el año 1989 y el tercero en el 2001; el Gobierno de Mauricio Macri empezó el cuarto, con el cuento de que el ajuste iba a ser gradual”

“Hace días que les pedimos que nos den un ejemplo de país que allá funcionado con las recetas del FMI, la vuelta al Fondo es la peor noticia que puede recibir el país”, consideró y preguntó “¿Por qué no dicen quienes son los que fugan con las Lebacs? ¿Por qué no podemos saber quiénes son los que están llevando a cabo el saqueo? Que Elisa ‘Lilita’ Carrió haga uso de su Twitter sagaz de los nombres de quienes son los responsables”.

A su turno el vicepresidente tercero de la Legislatura, Roy Cortina, precisó que “nosotros siempre hemos rechazado las políticas de tarifazo no sólo por cuestiones ideológicas, sino por las consecuencias que sabemos que tiene para con los sectores más postergados” y añadió que “rechazamos la secuencia de estos tarifazos y consideramos que se trata de un castigo a los que por lo están pasando: la clase media y los sectores populares”.

“Hay un Gobierno que ya decidió el aumento de las tarifas, pero es una medida errada e injusta; en medio de todo esto el oficialismo presenta un proyecto para que se eliminen algunos impuestos para rebajar las tarifas, aunque sea irrisoria y muy pequeña, pero es una rebaja al fin”, afirmó y señaló que “por eso es que vamos a apoyar esta medida”.

Además, el diputado de Mejor Ciudad -uno de los espacios que integran la alianza Evolución, liderada por Martín Lousteau- Marcelo Depierro subrayó que “estamos ante una ley que la baja que propone una baja de entre $17 y $20 pesos, en una factura de aproximadamente $500” e insistió en que “es una rebaja, a la gente le ayuda… no es una cuestión de plata, es una cuestión de que otra vez ponemos en manos de las empresas la baja de las tarifas”.

“Tenemos que dar un debate más adulto, los que formamos la oposición no estamos para meterles un palo en la rueda, estás cosas no sirven, déjennos ayudarlos”, aseveró.

Por su lado el oficialista Claudio Cingolani manifestó que “llegamos a esta situación por el descalabro que recibimos, llegamos a esa situación porque les encanta la ficción para poder gobernar” y advirtió que “ningún país crece sin su matriz eléctrica, sin producir energía”.

En ese sentido interpeló al kirchnerismo al asegurar que “destruyeron Destruyeron la matriz energética y tampoco construyeron caminos porque se los robaron. ¿Qué quieren? ¿Quieren menos obras públicas, menos salud y educación?”.

Además el vicepresidente segundo de la Legislatura, Mariano Recalde, aseveró que “es una propuesta rara porque el mismo tipo que aplica tarifazos enormes viene a proponer un paliativo para esa situación” y denunció que “en la campaña electoral no dijeron la verdad, revisen sus dichos, discursos y promesas, porque fueron los que nos hicieron llegar a esta situación”.

“Esto le va a generar un alivio mínimo a los jubilados, amas de casa, trabajadores y sectores populares”, explicó y sentenció que “este proyecto es puro maquillaje y marketing, ustedes quieren seguir dando tarifazos, porque sino los frenarían”.

Asimismo, el radical Juan Francisco Nosiglia explicó que “estamos debatiendo la situación de vecinos que están pasando una delicada situación económica, al igual que algunas pequeñas y medianas empresas” y advirtió que “el Gobierno nos hace esta propuesta pero es muy poco significante para las boletas”.

“Nos dijeron que esta decisión tendría un costo fiscal de 1.500 millones de pesos y que se financiará postergando alguna obra”, señaló y agregó que “entre tantos gastos innecesarios que el Ejecutivo hace y que nosotros denunciamos, queremos decirle al oficialismo que no vamos a convalidar que está decisión postergue las obras en algunos barrios precarizados y en infraestructura escolar”.

Finalmente, el presidente del bloque Vamos Juntos, Agustín Forchieri, consideró que “muchos quieren que a este Gobierno le vaya mal, que fracase y que nos les importa nada el país” pero “muchos diputados no dicen nada del lugar donde venimos” y recordó que “en el 2005 tuvimos una crisis energética porque no se invirtió nada, no se ajusto las tarifas sino que se congelaron; a esa crisis tuvimos que sumarle una crisis fiscal”.

“Nos hicieron creer que la energía era gratuita pero la realidad es que se pagaba con los subsidios”, señaló y sentenció que “esta es una situación difícil, dolorosa pero es lo que hay; no podemos seguir regalando la energía y dejando que no se invierta”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password