Con una reunión en Olivos, debutó la nueva mesa política

Estuvieron Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, Ernesto Sanz y Gerardo Morales. Una imagen simbólica que el propio Gobierno se encargó de difundir.

Fue una nueva señal de las varias que se comenzaron a dar esta semana, como respuesta a la crisis cambiaria que azotaba a los mercados -y tenía a maltraer al Gobierno- desde hacía semanas. En la previa, se había anunciado el martes desde el Gobierno la decisión de concretar ese tipo de encuentros, y el mismo tuvo lugar este jueves en Olivos.

En un soleado mediodía aparecieron juntos el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el exsenador Ernesto Sanz; y el gobernador jujeño Gerardo Morales. Fue la vuelta de varios a la discusión de “mesa chica”, y la integración formal del radicalismo a las mismas.

Emilio Monzó no había dejado de asistir a las reuniones de gabinete, y ya había vuelto el martes en un encuentro realizado en la Casa de Gobierno. Pero este encuentro fue distinto y marcó la vuelta al análisis estratégico de la gestión oficial. Representó la concreción del adelanto del jefe de Gabinete, respecto a una continuidad semanal que tendrán estas reuniones, en el marco de una suerte de apertura que busca tener el Gobierno.

A la reunión faltaron dos figuras claves de esos encuentros, integrantes de la “mesa chica” del presidente: la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Ambos abocados a otras actividades oficiales, lo mismo que el presidente Mauricio Macri, pero se aclaró que en los próximos encuentros no faltarán.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password