Con poca presencia de diputados, se realizó la undécima jornada sobre aborto legal

Una nueva audiencia pública de consultas sobre la interrupción voluntaria del embarazo tuvo lugar en la Cámara baja.

Con una bajísima presencia de diputados nacionales, se realizó este jueves en la Cámara baja una nueva audiencia pública sobre despenalización y legalización del aborto. Se trata de la undécima jornada con la participación de variados oradores, tanto a favor como en contra del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

Beatriz Janin, psicóloga que expuso en el turno mañana, respaldó la iniciativa y sostuvo que “esta supuesta defensa de la vida atenta contra la maternidad entendida como elección”, a la vez que consideró que “sería una crueldad seguir criminalizando el aborto, legislando sin escuchar el grito de esas 500 mil mujeres que interrumpen como pueden su embarazo”.

Por su parte, el médico clínico especialista en salud pública, Juan Ignacio Ruiz, señaló que por parte de quienes defienden la legalización del aborto hay “una interpretación errada de la información publicada” sobre estadísticas de muertes maternas.

“En realidad la mortalidad materna ha disminuido en todo el mundo desarrollado y no desarrollado durante todo el siglo XX”, dijo y detalló que fue a causa de “la introducción de antibióticos, las estrategias de control a las embarazadas y la atención del parto por profesionales entrenados”. “La despenalización del aborto no significa menor mortalidad materna”, añadió.

A su turno, la dirigente de la organización feminista La Hoguera de Tierra del Fuego, Solange Verón, que integra la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, aseguró que “es indispensable que reviertan el sistema actual y que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo se haga ley. Que reconozca nuestras capacidades como mujeres y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y sexualidades”.

También a favor de la iniciativa, Jenny Duran, de Católicas por el Derecho a Decidir, expresó: “El Congreso está debatiendo una ampliación de derechos. Es un déficit tener un Estado que no puede advertir aún que la hipocresía es la que debe ser juzgada y no el cuerpo y los deseos de las mujeres”.

En contra del proyecto, la psicóloga social Paola Paulini afirmó que “el aborto jamás será una solución y no es el camino para subsanar el embarazo no deseado”. “Necesitamos educar a nuestros jóvenes y no generarle una independencia destructiva. El mayor capital que tenemos como Estado es el capital humano, construyamos políticas de cuidado y de prevención”, pidió.

Uno de los discursos que generó polémica en el turno matutino fue el de la politóloga y cofundadora de la Fundación EPASI, Ana Valoy, quien interpeló directamente a los diputados: “Nosotros no los elegimos como nuestros representantes para matar gente, sino para crear propuestas superadoras ante estas problemáticas”.

Vinculando el tema del abuso sexual infantil con el aborto, Valoy, que además es pastora evangélica, consideró que interrumpir un embarazo en situaciones de violación provoca una “vía libre” para los ofensores sexuales, ya que “se borran las pruebas” de ese delito, además de enfatizar que, en muchos casos, los abusadores son familiares directos de las víctimas, quienes las acompañan a realizarse la práctica clandestina. “Plata para prevenir el abuso sexual no hay, pero de repente va a aparecer dinero para solventar los abortos. El aborto es un delito que tapa otros delitos”, enfatizó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password