Exaltado, “Pepe” Cibrián habló a los “partícipes” de muertes en abortos inseguros: “¡Háganse cargo!”

“Ahora se asombran frente a la realidad de que cientos de jóvenes sin recursos ni educación se introducen elementos en sus vaginas, toman pastillas de Gamexane y mueren a diario”, lanzó el director teatral en un discurso de alto impacto.

Fue un discurso encendido, exaltado, que dejó sin aliento a José “Pepe” Cibrián y tensó el clima en el Anexo de la Cámara de Diputados. El director teatral defendió con fuerza el aborto legal con una sucesión de preguntas retóricas de fuerte contenido, y apuntó a los “partícipes” de las muertes de mujeres en abortos clandestinos, con un contundente “¡háganse cargo!”.

“Estoy a favor de la ley, estoy en contra de la muerte, y de que una mujer no pueda decidir sobre su propio cuerpo”, arrancó Cibrián, y continuó: “Quisiera preguntarles a todos los que están en contra de esta ley si no ha habido ningún aborto en su entorno familiar”.

“¿¡Quienes han sido partícipes y cómplices de dichos actos, supuestamente ilegales, han corrido -luego de haber tenido la posibilidad económica de no poner en riesgo la vida de ellas- a denunciar al profesional, que ha pesar de su juramento hipocrático de preservar la vida, es tan responsable como ella y como ustedes!? ¿¡Lo han hecho!? ¿¡O mejor no, para que nadie se entere!?”, cuestionó.

El artista se respondió a sí mismo: “Son partícipes. Y ahora se asombran frente a la realidad de que cientos de jóvenes sin recursos ni educación se introducen elementos en sus vaginas, toman pastillas de Gamexane y mueren a diario”.

En esa línea, dio un mensaje a los legisladores que planean votar en contra del aborto legal. “¿¡Saldrán como fieras a defender y proteger la vida de sus hermanos de tierra!? ¿¡Saldrá el gobierno!? ¿¡O son más importantes las Lebacs, el dólar, que la vida de los humildes, de los que tanto se preocupan con los subsidios, y que parece que son descartables, menos cuando tienen que votar a favor de ellos!?”.

Luego, siguió con otro planteo. “Dicen que al fecundarse el embrión tiene vida. Hay miles de embriones congelados esperando, y si la pareja se muere o si se divorcia, ¿¡qué hacemos!? ¿¡Los tiramos por el inodoro!? ¿¡O permitimos que sean fantasmas deambulantes de una niñez que no nació con paco en la boca, y al no haber recibido educación sexual, dignidad, afecto, amor ni respeto, se lo ponemos nosotros en ella!?”.

“¿¡Qué haremos para salvar una vida humana lapidada por una sociedad oscurantista inquisidora!?”, insistió, al sostener que “una vida humana anulada vale millones. Y esas vidas son nuestras. No seamos hipócritas”.

Hacia el final de su discurso, ante las comisiones de Legislación General, Salud, Legislación penal y Familia, el director teatral señaló: “Acá pretendemos vivir en libertad. Démosla, entonces. De la misma manera que elijo a quién votar, elijo qué hacer con mi cuerpo”.

Y tuvo un final impactante: “En algún lugar de nuestro país, en un descampado, en un río, en una ‘casucha’, hay una joven que se introdujo metales en su ‘cachucha’, que tomó pastillas, que se está desangrando, y que no sabe que en un minuto va a morir, mientras otras mujeres están en clínicas y saben que no van a morir. ¡Háganse cargo!”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password