Vallejos sugiere cómo evitar la recesión y una nueva caída del salario

Un informe del equipo técnico de la diputada Fernanda Vallejos supone tres escenarios posibles después de la corrida cambiaria. Uno en el que con cambios en las decisiones de política económica, el Producto Bruto Interno lograría este año según el estudio un crecimiento leve con un repunte del salario real.

Un informe del equipo técnico de la diputada y economista Fernanda Vallejos, revela que si el Gobierno del presidente Mauricio Macri rectifica el rumbo económico aún puede evitar una recaída de la economía y un escenario de estanflación en el 2019. De acuerdo con este trabajo, que se hizo luego de la corrida cambiaria que supuso una pérdida de U$S 12.000 millones en reservas internacionales y estableció el tipo de cambio a $25 por dólar, en el caso de que el Ejecutivo decida “anclar el tipo de cambio y corregir la política tarifaria permitirá que la inflación finalice este año en el 24,5%, aproximadamente”.

“En esta opción -aclara el informe- el salario contribuirá a la inflación con 5 puntos adicionales, pero el salario real (en promedio) superará la inflación (diciembre 2018 contra diciembre 2017) por 1,5%, con una leve recomposición del poder adquisitivo”. De esta manera, se conseguiría un repunte del consumo de las familias y una ligera recomposición del mercado interno, que sumado a un fuerte plan de obra pública reanimaría la economía e impulsaría un crecimiento del PBI para el año en curso del orden del 1,7%, con una incidencia favorable sobre el nivel de empleo.

En el segundo escenario, que prevé el informe, “el peso continuaría la senda devaluatoria, alcanzando los $27 por dólar a fin de año, acompañado por un incremento de precios acorde, el Gobierno convalidaría el aumento de las tarifas de los servicios públicos y las paritarias, empujadas por el incremento de la inflación, terminarían el año con un aumento salarial del 27%. En este segundo caso, el equipo de Vallejos proyecta que “la inflación sería de 32,5%, y la caída del salario real de 6,8% en promedio” y acota que “ello traccionaría a la baja el consumo, que sería en parte compensado por un aumento de la obra pública, suponiendo que el esquema de de Participación Público-Privada (PPP) resulte exitoso. Aun así, el PBI decrecerá un 0,9%, lo cual aumentaría el desempleo en 2,4 puntos porcentuales”. En este último sentido, el trabajo subraya que todo lo anterior dependerá en esencia de que, además de los fondos del FMI, el Gobierno consiga algún nivel de financiamiento externo que le permita obtener algún grado de alivio.

El tercer escenario prevé “un ajuste sin financiamiento, más que los desembolsos del Fondo Monetario” que “aceleraría el recorte fiscal, la obra pública se pararía, y se profundizaría el aumento tarifario, duplicando la quita de subsidios, junto con el dólar, que llegaría a $30 en diciembre”. En este sentido, la peor de las tres hipótesis, “la inflación alcanzaría el 47%, perdería el salario cerca del 16% en términos reales, el PBI caería 3,9%, y el desempleo aumentaría 5,4 puntos porcentuales, en un estado de severa crisis económica”.

A modo de corolario, el informe concluye que “las recetas del Fondo Monetario y de Cambiemos, ‘graduales o de shock’, generan más inflación, caída del mercado interno y los salarios reales y aumento del desempleo. Sin embargo, no es una alternativa inevitable”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password