Más de 200 organizaciones repudiaron el nuevo Código Urbanístico

El presidente del Observatorio de Derecho de la Ciudad, Jonathan Baldiviezo, junto a varias organizaciones y colectivos porteños impulsaron en la Legislatura un rechazó al tratamiento legislativo del nuevo Código Urbanístico y del Código de Edificación.

Tras varias semanas de debate al respecto del nuevo Código Urbanístico y del Código de Edificación en la Comisión de Planeamiento Urbano -presidida por la diputada de Vamos Juntos Victoria Roldán Méndez-, el presidente del Observatorio de Derecho de la Ciudad, Jonathan Baldiviezo, junto a 200 organizaciones y colectivos porteños impulsaron en la Legislatura un rechazó al tratamiento legislativo de ambos proyectos.

En los fundamentos de la medida, Baldiviezo explicó que “estos proyectos de ley no surgieron de un participación ciudadana real, adecuada y eficaz tal como lo establece la Constitución de la Ciudad y el Plan Urbano Ambiental” y consideró que “son una clara muestra de la falta de reconocimiento de las aspiraciones de la comunidad”.

Además, aseguró que “no están sustentados en un diagnóstico participativo integral de la ciudad” ya que “no existen estudios de ningún tipo sobre las problemáticas actuales de la ciudad ni del estado de situación de cada uno de los servicios públicos y la calidad de vida de sus habitantes”.

“No están contemplados ni mínimamente en estos proyectos cuestiones como: la crisis ambiental y habitacional, las privatizaciones y ventas de inmuebles públicos, una real sostenibilidad ambiental, el colapso de los servicios públicos, el proceso de inquilinización y de gentrificación, la concentración del suelo en menos manos, la desigualdad y fragmentación como consecuencia de la privatización y la mercantilización de la vida urbana, las dificultades de las economías populares, y los efectos negativos de la desregulación y especulación inmobiliaria, entre otros”, aseveró.

Asimismo, advirtió que “el Código Urbanístico tiene como horizonte poblacional que en la ciudad vivan 6 millones de habitantes. Los funcionarios justifican esta decisión con la descripción de que durante el día en la ciudad conviven 6 millones de personas pero sólo duermen en ella 3 millones; la solución para el Gobierno es lograr que los otros 3 millones de personas duerman en la ciudad justificando de esta forma el eje arquitectónico del Código Urbanístico y del Código de Edificación que es el aumento generalizado de la capacidad constructiva en la ciudad” y sentenció que “la orientación de la planificación debería ser la contraria, no debería impulsarse la concentración de la población metropolitana en la ciudad sino descentralizar el acceso a los servicios y al trabajo en toda el área metropolitana”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password