Polémica por la alcoholemia positiva de una diputada de Unidad Ciudadana-FpV

La difusión de una prueba positiva de alcoholemia de una diputada de la provincia de Buenos Aires disparó una fuerte polémica entre la dirigente y el municipio de Berisso, encargado de realizar los controles.

La protagonista principal del incidente es la diputada Susana González, que responde políticamente al intendente de Ensenada, Mario Secco e integra el bloque de UC-FpV.

Según trascendió, la legisladora fue parada en un control vehicular a cargo de agentes de la municipalidad de Berisso, distrito vecino a Ensenada, que conduce el radical Jorge Nedela y al hacerse el control de alcoholemia le dio 0,51 mg, apenas 1 mg por encima del límite permitido por la ley.

Según relató González, “había tomado dos copas de vino, no soy alcohólica, y la inspectora me dijo que si esperaba diez minutos esa décima de más me bajaba”.

La legisladora pidió esperar en su auto que pasen los 10 minutos, pero el responsable de los controles se negó y le impuso una multa de 5 mil pesos y el acarreo de su vehículo.

González narró que llamó por teléfono al secretario de Seguridad berissense, Hugo Dagorret y según su relato “le pedí que me diera esos diez minutos”. Sin embargo, el llamado no surtió efecto y el auto le fue retirado.

Más allá del incidente, González, que se desempeño como secretaria de Seguridad de Ensenada antes de asumir como diputada, apuntó contra Dagorret por haber difundido el episodio, y lo acusó de tener “intenciones políticas”.

“Dagorret es el único que tenía ese dato y la mala intención de difundirlo”, sostuvo, al tiempo que aseguró que “es un pobre tipo si hace política con esto”.

El funcionario berissense, en tanto, aseguró que “González me llamó a las 12 de la noche y en ningún momento me dijo lo de los diez minutos de espera. Me llamó para zafar que no le secuestraran el auto pero nosotros nada podíamos hacer porque en el procedimiento intervenía Vialidad Nacional y ellos registran el resultado de las alcoholemias en una computadora y ahí queda. No sé de dónde sacó González que podía esperar diez minutos y hacer un nuevo control”.

“Yo no hago política con esas cosas y esa noche había más de diez personas en el procedimiento, entre ellas personal de Control Urbano de Berisso que fue maltratado verbalmente por González”, sostuvo el funcionario.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password