El jefe de Gabinete negó una militarización de los conflictos sindicales

Araceli Ferreyra le planteó a Marcos Peña preguntas sobre los incidentes del día anterior con los delegados del subte. Luego los trotskistas Del Caño y Romina del Pla insistieron con el tema.

Los incidentes del martes con los metrodelegados no estuvieron ausentes en esta presentación del jefe de Gabinete. La correntina Araceli Ferreyra trajo el tema a colación, al expresar su solidaridad “frente a la brutal represión y detención de los metrodelegados”, y de paso denunció que “se están instalando teorías antidemocráticas de detenciones sin órdenes judiciales y actuación de fuerzas de seguridad con represión, sin que haya jueces intervinientes”.

En su intervención, la legisladora se las arregló para emparentar el tema con los aumentos de tarifas: “También escuché de fuentes del Gobierno que estaba bien esa represión, porque habían afectado a los usuarios del servicio. ¿Sabe qué? Lo que hizo Aranguren con el tarifazo: deja a millones de argentinos sin acceso a servicios esenciales como luz, como agua, los tarifazos del tren, del colectivo… Ahí tiene una obstrucción mayor al derecho de los usuarios que lo que hicieron estos trabajadores que se oponen al cepo al salario que ustedes han puesto al seguir manteniendo la arbitraria pauta del 15% de inflación”.

Más adelante, Nicolás del Caño retomó el tema del subte y lo calificó de “hecho gravísimo”, afirmando que se había violado el derecho a huelga”, asegurando que “esta política no pasa sin represión”. A su turno, su compañera Romina Del Pla habló de “militarización de los conflictos sindicales”, cosa que Marcos Peña negó “absolutamente”.

“Creo que ha sido clara la casuística en términos de conflictividad en estos dos años y medio, que no ha habido una militarización”. Y aclaró respecto de los metrodelegados que “es un tema del Gobierno de la Ciudad”, y advirtió sobre la pérdida de la pérdida de personería gremial que “no va a desconocer que hay un fallo de la Corte Suprema en ese sentido”. Y concluyó insistiendo que lo sucedido con los trabajadores de subterráneos es “una cuestión de la Ciudad de Buenos Aires que tiene el manejo del subte y lo ha explicado en los ámbitos donde corresponde”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password