“No queremos que la obra pública sea la que se paralice o desfinancie”

Así lo aseguró Marcos Peña ante las consultas del interbloque Argentina Federal en la sesión de este miércoles. Prometió además que “todas las obras en marcha continuarán”.

Tal como lo anticipó, el interbloque Argentina Federal le transmitió a Marcos Peña la inquietud por la ejecución de obras públicas del Presupuesto vigente, ante el nuevo contexto económico. En ese sentido, el jefe de Gabinete aseguró que “no queremos que la obra pública sea la que se paralice o desfinancie en este camino hacia el equilibrio fiscal”.

“La obra pública es necesaria por la competitividad y la mano de obra que genera”, sostuvo y subrayó que “aún con los recortes previstos, seguimos en los niveles de récord de inversión” en esta área.

Además, rechazó que el Fondo Monetario Internacional vaya a plantear “la eliminación de la herramienta PPP (Participación Público-Privada)”, y confirmó que “la política económica la definió y la define el Gobierno argentino, junto a su Parlamento, sus instituciones y sus gobernadores”.

“Lo que tenemos que discutir, al igual que con cualquiera que nos financia, es la credibilidad y la celeridad en la que vamos a llegar a una situación de equilibrio de nuestra vulnerabilidad”, aclaró.

El ministro coordinador insistió en que “vamos a seguir con el plan de infraestructura”, al que calificó como “el más ambicioso de la historia”, y señaló que “lo que ha planteado el ministro (Nicolás) Dujovne es que hay una parte del Presupuesto que no se va a ejecutar este año pero que todas las obras que están en marcha se continuarán”.

Al momento de las preguntas, el presidente de la Comisión de Obras Públicas, Sergio Ziliotto, había remarcado que de acuerdo a “declaraciones de los funcionarios nacionales” la obra pública “va a ser el sector que va a sufrir más este ajuste que se viene” siendo que es “el sector que mayor capacidad de generar actividad económica tiene”.

El pampeano recordó que cuando el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció la baja del gasto público, ello implicaba “una quita en la inversión de obra pública de 30 mil millones de pesos”.

El legislador preguntó entonces “¿cuál es el criterio para recortar la obra pública? si es que se mantiene el recorte, porque ahora quienes van a diseñar las nuevas decisiones ya no es el equipo económico de la Argentina sino que es el Fondo Monetario” y “si realmente dentro del ajuste se va a incluir la operatoria de los contratos de Participación Público-Privada”.

Por su parte, el salteño Néstor David consultó “si el Norte Argentino, en este esquema de la situación económica, tiene la prioridad para poder reforzar el presupuesto y hacer las obras, o si finalmente vamos a ser, como pasó a lo largo de la historia, la prenda de ajuste que está haciendo el Gobierno”.

En tanto, el cordobés Juan Brügge sostuvo querer “conocer cuál va ser el criterio económico, técnico, jurídico y estratégico, sobre todo, a la hora de determinar cuáles son las obras que no se van a ejecutar”. “Hay mucho interés en muchas provincias porque eso impacta ya sea en el crecimiento o en la posibilidad del ejercicio de derechos constitucionales de esas regiones”, agregó y propuso al jefe de Gabinete una “mesa de diálogo e intercambio entre los gobernadores a los fines de determinar prioridades”.

En la misma línea, Martín Llaryora pidió que en el “acuerdo nacional” convocado por la Casa Rosada “se privilegien aquellas obras que son de infraestructura federal, que mejoran la competitividad”, ya que “muchísimas veces se privilegia a la Capital Federal” y eso “nos parece un grave error”. El vicegobernador -de licencia- de Córdoba llamó entonces a tener “sentido común” sobre “qué obras vamos a continuar en este país para que todos tengamos la misma posibilidad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password