Durante el debate, una expositora emparentó los debates del aborto con el del FMI

María de los Ángeles Mainardi sostuvo que “no hemos aprendido nada, pues repitiendo la búsqueda de iguales soluciones, reiteramos los errores”.

La licenciada María de los Ángeles Mainardi, presidente de Estilo de Mujer, relató una anécdota durante la penúltima audiencia sobre el proyecto de despenalización del aborto. Contó que en el Congreso sobre los “Desafíos de la Mujer Frente a la Política Internacional Contemporánea”, en la embajada argentina, en el Paraguay, una socióloga le preguntó al canciller de ese país, porqué siendo despoblado desde la guerra de la Triple Alianza, se aplicaban políticas de educación sexual antinatalistas. A lo que este respondió: “Paraguay es un país pobre, que necesita créditos y estos se piden a organismos internacionales donde una cláusula así lo exige”.

Según contó Mainardi, un trabajo realizado por la agencia estatal Télam demuestra que nuestro Código Penal sancionado en 1921, época en que mundialmente reinaba legislación eugenésica, fue cambiando en materia de aborto al compás de los vaivenes de nuestra deuda externa y la influencia del FMI. “La primera vez que la legislación penal de nuestro país contempló la no punibilidad del aborto cuando el embarazo provenía de una violación, fue durante el gobierno denominado de la Revolución Argentina, encabezado por el general Onganía, quien dictó la Ley 17.567 de reformas al Código Penal incluyendo esa causal autónoma”.

“En democracia, en una coyuntura económica desfavorable, se quiere salir recurriendo al FMI y se pretende legislar sobre el aborto. Parece que no hemos aprendido nada, pues repitiendo la búsqueda de iguales soluciones, reiteramos los errores”, sostuvo.

Como se viene haciendo desde el 2010 este año, la Red Federal de Familias ha vuelto a presentar su proyecto ahora bajo el número 324/18 de “Protección Integral de los Derechos Humanos de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer”. “Proyecto que, a corto plaza resultará más económico que la inversión que ahora tendrán que desembolsar en drogas abortivas, aunque sugestivamente y a pesar de ser norma de esta casa solo pasen por la comisión de presupuesto, junto con el de la Red, los proyectos presentados en el 2017 y sospechosamente la gambeteen los presentados en el 2018”, agregó la licenciada Mainardi. Alertó además sobre los gastos que significarán a largo plazo los tratamientos de las mujeres que han padecido un aborto, a no ser que queden abandonadas a su suerte por el Estado.

Dijo que “los académicos, máxima autoridad científica en el país se han expedido, los de medicina, sobre el comienzo de la vida desde el momento de la concepción y los de derecho sobre lo anticonstitucional de los proyectos de despenalizar o legislar sobre el aborto”.

“Porque ante la pregunta ¿cuánto cuesta un aborto?, la respuesta es: ‘La vida de un ser humano inocente e indefenso’”, puntualizó la mujer, que cerró diciendo que “son los legisladores quienes hoy están decidiendo para la historia de nuestro querido país y quienes determinarán en qué material quedará escrito su nombre si en lodo o bronce”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password