Intendentes expusieron sobre el proyecto que propone la urbanización de villas

Participaron de un plenario de comisiones en Diputados. También habló el dirigente Juan Grabois, quien criticó la iniciativa impulsada por el oficialismo.

Un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Vivienda, Legislación General y Presupuesto de Diputados realizó este miércoles una nueva ronda de consultas sobre el proyecto de ley que propone la expropiación de tierras y urbanización de villas.

El titular del Instituto de Vivienda (IVC), Juan Maquieyra, habló sobre los procesos de integración socio-urbana que el gobierno porteño lleva adelante desde hace dos años, y destacó la importancia “del trabajo con los vecinos y la búsqueda del consenso”. “Creemos que el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) es uno de los pasos más importantes para conocer la situación de muchísimas personas y elaborar un plan que los saque de esa situación de profunda desventaja”, dijo al respecto el presidente del IVC.

Además, destacó la importancia de escuchar a los vecinos y llevar adelante los proyectos de manera conjunta: “En la Ciudad de Buenos Aires venimos avanzando con muchos proyectos y buscando el consenso de las personas que viven en estos barrios porque nadie mejor que ellos puede explicar cómo viven, cuáles son sus necesidades y cuáles son sus dificultades. Escucharlos es lo primero que hay que hacer antes de elaborar un plan de trabajo”.

Entre los oradores, al encuentro asistieron tres intendentes. Uno de ellos fue el jefe comunal de Lanús, Néstor Grandinetti (Cambiemos), quien destacó que en su municipio “estamos trabajando muy fuerte en 10 barrios con asfalto, luz, cloacas” y que dichas obras beneficiarán a “60 mil personas”.

“Es muy fuerte cuando reciben los vecinos reciben la escritura”, resaltó y por eso elogió que “esta ley va a permitir, para mí, lo más importante que le podemos dar: la escritura para ser propietarios”.

El también oficialista Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, ponderó estar ante una “oportunidad histórica”. Señaló que “siempre ha habido intentos pero inconclusos” para avanzar en esta materia, y aunque reconoció que “no va a ser fácil y rápido”, celebró la “decisión política”.

Por su parte, el peronista Fernando Gray, jefe comunal de Esteban Echeverría, enumeró las obras realizadas en su distrito y todo lo que se ha “avanzado” en escrituras, pero pidió que en la ley “pensemos también en la infraestructura, en cómo le vamos a dar a todos los vecinos agua, gas cloacas”, al tiempo que reclamó una “mayor participación” para los municipios.

Muy crítico, el dirigente social Juan Grabois, cercano al papa Francisco, sostuvo que el proyecto “no va a resolver el problema de 800 mil familias, y ni siquiera va a resolver el problema de la integración de los barrios” porque “este es un problema de la propiedad de la tierra”.

“La regularización de cada lote, que es un proceso muy complicado y que va a llevar mucho tiempo, no lo resuelve esta ley ni lo puede resolver nunca, porque es un problema operativo y hay que llevar agrimensores, porque hay que estar en territorio”, explicó.

Grabois dijo entonces que si le preguntan “si yo pienso que este gobierno, del cual me siento toralmente opositor, va a ser eso, respondo que no, no lo va a hacer, no creo que inviertan en hacerlo”, y dijo conocer el presupuesto para este año que “es una vergüenza lo que se destina a integración urbana”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password