“Aborto es FMI y FMI es aborto”, sostuvo el padre “Pepe”

El cura villero, primero en exponer en la última audiencia pública, vinculó el debate por la interrupción voluntaria del embarazo con las “exigencias” del organismo internacional. Cuestionó al Gobierno por haber instalado “sorpresivamente” el tema en la agenda legislativa.

El primer orador en la última audiencia pública por la despenalización y legalización del aborto fue el cura villero José María Di Paola, más conocido como padre “Pepe”, quien se manifestó en contra del proyecto y sostuvo que “aborto es FMI y FMI es aborto”.

El sacerdote vinculó el impulso del debate con las negociaciones que el Gobierno nacional encaró con el organismo internacional, y aseguró que la interrupción voluntaria del embarazo forma parte de las “mayores exigencias” del Fondo.

Comenzó su discurso cuestionando que el presidente Mauricio Macri “sorpresivamente” dio lugar a la discusión de las iniciativas, cuando “este tema tan importante no fue comunicado a sus votantes en la campaña presidencial y menos aún en las recientes elecciones legislativas de octubre de 2017”. Dijo entonces que se trató de una “tamaña decisión” porque “atraviesa lo más preciado que tiene todo ser humano, que es la vida”.

“La sociedad genera una suerte de gran hipocresía, donde aparece una clase burguesa que propone el aborto supuestamente en beneficio de los más pobres”, señaló y afirmó que “no es la primera vez” que surge “el criterio de los poderosos y fuertes que deciden sobre los que menos posibilidades tienen, esto es la lógica dominante”.

Amigo del papa Francisco, el cura consideró que “no es inocente que se instale este año el aborto desde la política para acercarse a aquel que promueve en todo el mundo el aborto, que es el Fondo Monetario Internacional”.

“A muchos de ustedes los veo preocupados y manifestándose contra el FMI, y al mismo tiempo inclinándose a aprobar una de sus una de sus mayores exigencias”, apuntó y sostuvo: “Aborto es Fondo Monetario y FMI es aborto. Aborto es sinónimo de FMI le guste o no al mundo conservador, que no ve con malos ojos que los pobres tengan menos cantidad de hijos o no los tengan, y también al mundo pseudo-progresista que levanta banderas de presunta libertad sabiendo que este genocidio es inspirado y promovido por el FMI”.

En este sentido, recordó que “el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en el 2013 amenazó con renunciar a su cargo si prosperaba una propuesta de incluir en el Código Penal la despenalización del aborto; el presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó ‘el aborto es un delito’; el comandante Hugo Chávez sobre la despenalización dijo ‘en otras partes aplican el aborto, califíquenme de conservador pero no estoy de acuerdo con el aborto para detener un parto. Sencillamente nació el niño y ahora hay que darle amor’”.

Luego, el sacerdote se preguntó si es “posible” que los funcionarios y diputados “ya se hayan resignado y dejado de buscar soluciones reales para las mujeres pobres en la dura vida que llevan, en los pequeños niños subsumidos o abandonados por el narcotráfico, o la preocupación de los famosos ‘ni-ni’, jóvenes que no estudian ni trabajan”. “La receta será que así serán muchos menos a lo que deberían dar respuestas”, añadió.

Por último, “Pepe” enfatizó: “no necesitamos agregar más muertes, nuestros barrios necesitan propuestas de vida digna y una sociedad que proteja a los más débiles, no que los descarte como residuos patológicos”. “Poco sabe el FMI del amor de las mujeres que llevan a sus hijos en las entrañas, incluso en circunstancias duras y difíciles como las que vivimos en las villas”, cerró.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password