“Como capitán del barco de la salud, la verdad, me da pena”, le soltó Mera al ministro

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales le reprochó que no hubiera hablado nunca del embrión. “Pensé que estaba escuchando al ministro de Economía”, ironizó.

Sobre el final de su exposición ante el Senado, el ministro de Salud se encontró con un momento áspero, que fue el que le propuso el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Dalmacio Mera.

Tras una serie de cuestiones que le planteó, como un pedido para que los médicos del interior “no paguen Ganancias cuando van a hacer una guardia”, el catamarqueño le hizo un planteo sobre “un juramento que muchos médicos que pasaron por acá contaron que hicieron para que les den el título, de absoluto respeto con la vida humana desde el instante de su concepción. Eso refirieron algunos médicos acá… Yo desconozco si hizo usted ese juramento”.

“No se hace más el juramento hipocrático”, repuso Adolfo Rubinstein, ante lo cual Mera insistió una y otra vez para saber si había hecho ese juramento, y ante las dudas, el senador ironizó: “Le falla la vista y le falla la memoria…”. Hacía referencia a que en un pasaje de su exposición inicial, no alcanzó a leer los números pequeños de los cuadros que había presentado, pero el senador peronista fue más allá: “Les ha pasado a muchos que vinieron acá; eran muy específicos y muy seguros al hablar, y ante algunas preguntas de si recibían aportes, empezaban a balbucear”.

“¿Qué tiene que ver? Si quiere le contesto…”, reaccionó Rubinstein, pero Mera continuó: “Está claro que no se acuerda, voy a la pregunta. En toda su exposición, ministro, no habló nunca ni del feto, ni del conjunto de células, ni del embrión, ni del niño por nacer, y usted es el capitán del barco de la salud, ministro. No habló nunca, no mencionó la palabra, y como capitán del barco de la salud, la verdad me da pena…”.

Y siguió: “Me hace acordar al capitán del barco italiano que fue el primero en estar tocando tierra”, dijo en referencia a Francesco Schettino, el capitán del Costa Concordia que se salvó de un naufragio en 2012. Mera agregó: “Usted planteó acá concretamente una política de salud que es exitosa, que yo a diferencia de la tolerancia de algunos senadores que lo quieren ubicar en que es kirchnerista, o es no se qué, o le piden la renuncia, celebro que alguna política pública en la Argentina se continúe. Lo celebro, porque están dando resultados. ¡Pero usted como ministro de Salud se olvidó de nombrar el embrión, nunca lo nombró!… La verdad, pensé que estaba escuchando al ministro de Economía, no al ministro de Salud de la Argentina”.

Sorprendido, el ministro le contestó respecto del juramento hipocrático que “no se hace más, hace muchísimo, muchísimo… Es un juramento nacido hace dos mil y pico de años… Digo eso porque me parece que las cosas van cambiando, las sociedades van cambiando, los paradigmas van cambiando, y obviamente uno tiene que ir adecuándose a eso”. Luego aclaró que al inicio había dicho que quería focalizarse en “lo que son las consecuencias del aborto clandestino, y no quería entrar en una cuestión que tiene que ver con el origen de la vida, el origen de la persona humana. Obviamente acepto, respeto, tolero todas las opiniones, pero mi función como ministro de Salud Pública es ver la realidad del aborto hoy en la Argentina, en cuanto a las consecuencias e implicancias que tiene”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password