Moreau habló de fraude electoral y Peña lo atribuyó a una “campaña de difamación”

El diputado radical K preguntó sobre la empresa Cambridge Analytics y sus vinculaciones con el Gobierno, las que el jefe de Gabinete negó y le recordó la política comunicacional de la era kirchnerista.

En una encendida intervención, Leopoldo Moreau trajo a colación los actos ilegales llevados a cabo por la empresa Cambridge Analytics, que se apropió de la base de datos de Facebook y Twitter, hecho investigado en el Parlamento británico. Sobre ese punto, le planteó al jefe de Gabinete que Argentina no resultó ajena en esta investigación, y le adjudicó a esa empresa un ataque digital a candidatos de la oposición, en el marco de campañas de difamación “que causaron un daño tremendo”.

El diputado kirchnerista afirmó que “el comité vio evidencia confidencial en la campaña anti Kirchner en la Argentina, describiendo gran empeño en la recopilación y uso de funcionarios retirados de agencias de seguridad de Israel y el Reino Unido”.

Moreau aclaró que la campaña no iba solamente contra la expresidenta Cristina Kirchner, sino también había sido contra Sergio Massa, y luego trazó vínculos entre miembros de Cambridge Analytica y el Gobierno argentino. En ese marco, trazó “una ingeniería montada para la manipulación electoral”.

Así, trazó un paralelismo entre este Gobierno y “los tiempos de fraude de los gobiernos conservadores”, por lo que pidió que el Parlamento argentino forme una comisión investigadora sobre el tema, porque “es evidente que estamos en presencia de maniobras fraudulentas de otro tipo”. Y ante los gritos del oficialismo, disparó: “En vez de fusilar gente, como hacían los gobiernos conservadores, los fusilan mediáticamente”.

Sobre el final insistió en la necesidad de formar una comisión investigadora “de todas estas irregularidades”, y agregó que Alexander Nix, presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, “tiene tantos vínculos con Argentina que integra además una fundación con el presidente de la Nación. Son padrinos los dos, Nix es compinche del presidente como padrino de una fundación”.

“Esto se termina con una investigación del Congreso argentino”, aseguró, tras citar el caso de los aportantes truchos y emprenderla contra el supuesto “ejército de trolls” que le atribuyó manejar a Marcos Peña. “Basta de aportes truchos, de manipulación a través de los trolls. No podemos asistir a un moderno fraude de sectores conservadores en la Argentina. Si tienen miedo, sigan bloqueando la iniciativa, si no tienen miedo, armemos la comisión investigadora y terminemos con esta hipocresía”.

Marcos Peña le replicó que “su conspiración fantasiosa carece de fundamento”, y habló de un “canallesco intento de instalar la palabra fraude en la República Argentina, lo repudiamos y los instamos a seguir discutiendo en democracia en las urnas, mejorando nuestro sistema electoral, pero no cayendo en ese recurso tan bajo sin ningún tipo de fundamento”.

“Negamos haber trabajado en la campaña presidencial con Cambridge Analytics; negamos cualquier apropiación de bases de datos; negamos que nosotros hagamos campañas de difamación -fuimos víctimas de varias-; negamos usar recursos públicos para trolls, como han planteado; negamos vínculos del presidente con Cambridge Analytics…”.

Luego le advirtió a Moreau sobre “una frase para un cuadrito”, y la citó: “No puede haber recursos públicos por privados volcados a la manipulación de la opinión pública”, y aseguró que “esa fue la política de comunicación de su gobierno, eso fue 678, eso fue los locutores militantes en Fútbol para Todos, eso fue la utilización de Télam para fines políticos, eso fue lo que hicieron ustedes”. A continuación citó al periodista Horacio Verbitsky, “que habla de su trayectoria de libertad de expresión. El 13 de septiembre de 2009 escribía: ‘El diario La Opinión, intervenido por los militares que secuestraron a su propietario, Jacobo Timerman, celebró el rotundo fracaso que ha tenido la campaña de boicot contra este Congreso promovida por grupos subversivos en el exterior, dirigida por el general del Ejército José Teófilo Goyret, a quien asesoraba el dirigente radical Leopoldo Moreau. Juzgó que el Congreso mostró al exterior cual es la realidad que se vive dentro de nuestras fronteras’. Hay límites a la hipocresía, diputado”.

Con relación a la comisión investigadora reclamada por Moreau, aclaró que ese “es un debate del Congreso”. Y ante los gritos de la oposición, con ironía Peña sugirió: “no se ponga nervioso diputado, no se ponga nervioso… Entiendo que es un día difícil, pero no se ponga nervioso, Tailhade”, en clara referencia a las noticias conocidas este miércoles que dan de lleno sobre el kirchnerismo en el marco de una causa con varias detenciones de exfuncionarios y empresarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password