La Legislatura aumentó el presupuesto de la Ciudad en 23 mil millones

Durante la sesión de este jueves, los diputados autorizaron con 42 votos positivos, 9 negativos y 7 abstenciones la ampliación del Presupuesto 2018, a fin de poder cumplir con los acuerdos salariales, la adquisición de insumos médicos, la inversión en obras públicas, entre otras.

En el marco de una nueva sesión ordinaria, la Legislatura porteña aprobó con 42 votos a favor, 9 en contra y 7 abstenciones un pedido del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en el que solicitó introducir modificaciones al Presupuesto General 2018 por un total de 23.500.252.050 pesos.

La medida contó con el acompañamiento de Vamos Juntos, PS, Evolución, MC; la abstención de GEN, BP, UC –las diputadas Lorena Pokoik y Paula Penacca-; y el rechazó de UC –los legisladores Carlos Tomada, Victoria Montenegro y Mariano Recalde-, PTS, PO y AyL.

De esa manera, se destinarán 6.153.700.000 pesos en “los créditos asociados al gasto en personal de la Ciudad. Estas mayores erogaciones tienen su origen en los acuerdos salariales llevados a cabo durante el primer semestre del año con las distintas organizaciones gremiales”.

Por otra parte, en concepto de bienes de consumo, se estima necesario incorporar al presupuesto vigente 683.200.000 pesos destinados principalmente a la adquisición de medicamentos y otros insumos para el sistema de salud y de productos lácteos destinados al Ministerio de Educación e Innovación.

En cuanto a los servicios no personales, se propone incorporar 5.753.200.000 de pesos en concepto de mayores gastos originados en la prestación de los servicios de comida destinados a hospitales, escuelas y programas sociales; conjuntamente, se incluyen las erogaciones correspondientes a la limpieza de hospitales, la recolección de residuos, las locaciones de

servicio de varios ministerios, los servicios básicos de las dependencias públicas, la redeterminación de precios de los servicios de seguridad privada y de digitalización de infracciones del Ministerio de Justicia y Seguridad, los servicios de transporte y limpieza del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano y de transporte y alquileres del Ministerio de Educación e Innovación, entre otros.

Por el lado de los bienes de uso, se incluyen 3.648.600.000 pesos destinados a atender los requerimientos de inversión en obras y equipamiento de diversos ministerios. Se contempla, además, la ampliación de las transferencias por 2.487.352.050 de pesos.

El debate en el recinto

Al respecto de la medida, la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Paula Villaba (VJ), explicó que “en este proyecto se busca una autorización de gastos, cuyo único objetivo es dar respaldo a los compromisos asumidos, con los vecinos de nuestra Ciudad, respecto de contratos esenciales, como son los salarios de los trabajadores de la Ciudad, la provisión de los comedores escolares y los insumos en los hospitales, por lo que debemos con responsabilidad generar y asegurar los recursos para hacer frente a las obligaciones”.

A su turno, el legislador de AyL Fernando Vilardo aseguró que “esto le va a generar un perjuicio a la gran mayoría de la población, cuando se debatió el Presupuesto 2018 nosotros denunciamos que era un presupuesto de ajuste y que iba a hacer retroceder las condiciones de vida de los ciudadanos” y destacó que “no estamos en contra de la compra de insumos, medicamentos y alimentos lacteos, estamos en contra de que estas cuestiones no fueran contempladas en el presupuesto original”.

“Todo esto se discute a espaldas de la población y con un puñado de funcionarios, no se hace una mínima campaña para contarle a la gente como se distribuye la partida presupuestaria”, añadió.

Por su parte, el socialista Hernán Arce consideró que “como oposición podríamos votar en contra o abstenernos, sin embagro, preferimos definir nuestra posición, haciendo valer los derechos de las población porque sino terminarían siendo afectados los trabajadores” y pidió “pensar entre todos como podemos financiar los aumentos de las paritarias”.

“Le pedimos a Vamos Juntos que reflexione sobre las decisiones trascendentales para la sociedad, también les preguntamos ¿porqué y hasta cuándo van a seguir endeudando a la Ciudad de Buenos Aires?”, concluyó.

Asimismo, el trotskista Gabriel Solano (PO) advirtió que “esta ampliación presupuestaria es la conclusión de un fracaso político del Gobierno” y pidió explicaciones sobre “cómo se puede hacer un presupuesto en la base de un dólar a 19 pesos y tener un dólar que ahora arriba a casi 31 pesos; estamos ante un fracaso político y económico del Gobierno Nacional y de la Ciudad”.

“Nos están pidiendo que les votemos una rebaja salariar de 10 puntos a los trabajadores de la Ciudad, no se lo vamos a vota ni ebrios ni dormidos, esto pídanselo a otro”, sentenció.

A su vez, el jefe de la bancada Unidad Ciudadana, Carlos Tomada, insistió en que “la Legislatura queda desnaturalizada, tenemos la duda y no entendemos que es lo que nos quieren decir cuando hablan de ‘respeto a las instituciones’, acá parece que vale más el peso de la mayoría” y recordó que “sólo se ejecuto el 30% del Presupuesto 2018 durante el primer semestre, hay subejecuciones en un montón de programas muy sensibles para la Ciudad”.

“Celebramos el reconocimiento de su error pero lo que necesitamos es una explicación, un diagnostico del oficialismo sobre lo que está ocurriendo y le pedimos que cuando debatamos el Presupuesto 2019 no sean tan tozudos”, exigió y advirtió que “nosotros no vamos a votar para rebajarles el salario a los trabajadores municipales, porque eso es lo que quieren hacer”.

Por otro lado, la presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, informó que “este proyecto no pasó por las reuniones de asesores y tuvimos una sola reunión informativa” y aseveró que “este es el mayor pedido de ampliación presupuestaria de los últimos años, nosotros siempre tratamos de acompañarlas porque son para el pago de salarios; pero esta vez los números son impresionantes e insuficientes, no se va a llegar a pagar los acuerdos paritarios alcanzados”.

Además, el radical Juan Francisco Nosiglia (Evolución) manifestó que “se preveía una inflación anual del 12% y actualmente ya estamos en un 19%, a lo que se le suma una devaluación de la moneda” y agregó que “las proyecciones sobre los ingresos que presentan son muy optimistas, las cifras que se desprenden no contemplan la contracción económica que se prevé para la segunda parte del año”.

“Les pedimos que reflexionen sobre el curso de las cuentas públicas, muchas veces se invierte el dinero en cuestiones que no son prioritarias para la Ciudad”, completó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password