Larreta busca modificar la comercialización de bebidas alcohólicas en la Ciudad

El jefe de Gobierno porteño impulsó una iniciativa para derogar el “Registro Público de Comercialización de Bebidas Alcohólicas de la Ciudad, debido a que son pocos los inscriptos en el mismo y que “no resulta eficaz a fin de regular el consumo y comercialización de bebidas alcohólicas”.

Pese a que en 2009 la Legislatura porteña sancionó la Ley 3361 de Comercialización Bebidas Alcohólicas, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, envió a esa misma Casa una iniciativa para derogar el “Registro Público de Comercialización de Bebidas Alcohólicas de la Ciudad, debido a que son pocos los inscriptos en el mismo y que “no resulta eficaz a fin de regular el consumo y comercialización de bebidas alcohólicas”.

Es así que la medida busca introducir modificaciones al Régimen de Faltas de la Ciudad aprobado por Ley 451 y a la Ley 3.361. Además busca alivianar la carga económica y burocrática para los comerciantes ya que “el mismo establecimiento debería registrarse dos veces para desarrollar una de las actividades permitidas por su rubro: la primera para obtener su habilitación y la segunda para obtener la licencia”.

Cabe señalar que la Ley 3361 fue creada con el objetivo de “afrontar la problemática del consumo de alcohol a través de medidas tendientes a desalentar el consumo y comercialización indiscriminada de bebidas alcohólicas” y abordo este problema desde el control del horario de su comercialización en todas sus modalidades y estableció un régimen de sanciones más severas en los casos que haya menores involucrados, velando por su seguridad de manera preventiva y punitiva, e incorporó diferentes previsiones al Código Contravencional, al Código de Habilitaciones y Verificaciones y al Régimen de Faltas.

Además, el registro ya mencionado establecía que toda persona física o jurídica que efectúe la distribución, suministro, venta, expendio a cualquier título, depósito y/o exhibición de bebidas alcohólicas, debe estar inscripta en el Registro y contar con la licencia respectiva. Lo cual llevaba varios trámites de gestión: no sólo la inscripción inicial de personas humanas y jurídicas, sino también la suspensión y baja cuando ya no reúnen condiciones para su adecuada y debida permanencia en el mismo. Por otra parte la licencia caduca al cumplirse los 365 días desde su registración, debiendo solicitar su renovación 60 días antes de que venza el plazo de su vigencia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password