Septiembre: un mes de grandes debates en la Legislatura

El Parlamento buscará darle aprobación a varias iniciativas importantes para el Gobierno porteño, entre ellas las modificaciones a los Códigos Urbanístico y de Edificación; también se prevé avanzar con la creación de la Universidad Docente.

Daiana Zunino

Desde el inicio del año parlamentario, la Legislatura se dedicó a debatir y analizar una serie de iniciativas impulsadas por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre las cuales se encuentran las modificaciones a los diversos Códigos de la Ciudad y una propuesta para reformar el sistema de formación docente en el distrito.

Es así fuentes del oficialismo porteño le confirmaron a parlamentario.com que septiembre será un mes de gran actividad en la Casa, ya que finalmente llegarán al recinto los Códigos Urbanístico y de Edificación. En ese mismo sentido, otra de las polémicas iniciativas que se debatirá será la creación de la UniCABA o Universidad Docente.

Pese a la voluntad del Ejecutivo y la gran cantidad de reuniones que las Comisiones realizaron, los vecinos de la Ciudad se mostraron resistentes a la mismas; sin embargo, en varias oportunidades hicieron sus propuestas para modificar los proyectos originales.

Una ciudad integrada

Los primeros proyectos en llegar al recinto serán el Código Urbanístico y el de Edificación, cuyo tratamiento está previsto para el próximo 6 de septiembre. Ambas medidas fueron debatidas en la Comisión de Planeamiento Urbano -presidida por la diputada de Vamos Juntos Victoria Roldán Méndez-.

De esta manera, el nuevo Código Urbanístico permitirá diseñar una ciudad a escala humana, cuyo principal beneficiario será el vecino; además, conservará la identidad de los barrios y se impulsará el desarrollo de áreas relegadas. Cabe destacar que la necesidad de esta medida se fundamenta en que el Código vigente data de 1977, época en la cual se priorizó la creación de autopistas y se fomentaba la utilización del automóvil particular.

Uno de los principales cambios que propone la norma es establecer alturas máximas de construcción, para respetar la identidad de cada barrio. Esto dará mayor previsibilidad, y el vecino podrá conocer cuáles son las alturas permitidas para la construcción en su manzana. Es de esta manera habrá sólo 6 alturas máximas -a diferencia del Código actual que contempla 27-, siendo que el 70% de la Ciudad tendrá edificios de menos de cinco pisos y el máximo permitido serán 38 metros, es decir, 13 pisos.

También promueve una ciudad policéntrica, lo que atraerá comercios y servicios a los barrios, evitando que en determinadas áreas concentren únicamente actividades específicas -cómo por ejemplo, las fabriles- , permitiendo que el vecino pueda satisfacer sus necesidades o intereses sin salir de su barrio. Es así que se fomentará una red de centros comerciales secundarios , así como de centros comunales y barriales.

Asimismo, el nuevo Código plantea un desarrollo urbano consciente a partir de la identificación y creación de unidades sustentables, que se desarrollarán entre avenidas o calles transitadas. Se redirigirá la circulación vehicular hacia las avenidas, se priorizará la movilidad peatonal y la creación de nuevos espacios verdes. En ese mismo sentido, se incorporarán estrategias sustentables para mitigar algunas de las problemáticas que más afectan a la Ciudad: isla de calor, riesgo hídrico y biodiversidad.

Nuevas edificaciones

En el marco del debate acerca del planeamiento urbano del distrito capitalino, también se discutirá sobre el nuevo Código de Edificación de la Ciudad, a través del cual se prevé regular los parámetros que deben cumplir los edificios en relación a la estética urbana, a la habitabilidad, salubridad, a la accesibilidad, a la seguridad y a la sustentabilidad.

El proyecto se encuentra divido en cinco Títulos que establecen condiciones y estándares a lo largo del proceso de las obras: en el Título Primero quedan plasmados los objetivos, alcances del marco normativo y las generalidades del código.

En el Título Segundo se definen condiciones para los procedimientos administrativos referidos al proceso de obra, haciendo especial hincapié en la razonabilidad y eficiencia de los controles del proceso. La simplificación, agilización y transparencia son los vectores ordenadores de los criterios de clasificación de los permisos. Se categorizan los distintos tipos de permiso a los efectos de establecer diferentes tipos de tramitación. La responsabilidad de los sujetos intervinientes, su identificación y registro son aspectos de especial importancia en la nueva norma. Se clarifican los alcances de cada uno y se crea el registro de empresas constructoras.

Por su parte, el Título Tercero engloba a todas las condiciones y prestaciones referidas al proyecto. En esta instancia se define el marco regulatorio que establece los parámetros que deben cumplir los edificios en relación a la estética urbana, a la habitabilidad, salubridad, a la accesibilidad, a la seguridad y a la sustentabilidad.

El Título Cuarto, refiere al proceso en la etapa de la ejecución de las obras, su seguridad y los controles.

El Título Quinto establece nuevos requerimientos vinculados a la Conservación y Mantenimientos de los edificios luego de finalizadas las obras en el entendimiento de que las obras deben ser eficientes no sólo en el momento de su construcción sino a lo largo de toda su vida útil.

Cabe remarcar que mientras se debaten estas medidas, la Legislatura porteña aprobó -el 19 de abril- con 41 votos positivos y 15 negativos el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que emitió Rodríguez Larreta mediante el cual buscará frenar la construcción de edificios de más de 12 pisos en la Ciudad, mientras se debate el nuevo Código Urbanístico.

Universidad Docente, una polémica en ascenso

Pese a que la comunidad educativa se manifestó en contra de la iniciativa y pidió que se retire el proyecto, la creación de la UniCABA es otra de las propuestas de Rodríguez Larreta que se encuentra próxima a ser debatida en el recinto. Si bien aún no tiene una fecha confirmada, el presidente de la Comisión de Educación, Maximiliano Ferraro, aseguró que el tratamiento se dará a fines de septiembre o principios de octubre.

La decisión del oficialismo de ponerle fecha límite al debate en Comisión fue ampliamente repudiado por docentes, alumnos y rectores. No obstante, Ferraro insistió en que la fecha ya estaba pactada y compartió una notificación del pasado 18 de junio y que lleva la firma de doce rectores, en la que sostiene que “es una decisión política no hacer una votación express pero que la misma no se extenderá más allá de septiembre y/o octubre”.

Además, el oficialista ratificó “la importancia de poner en debate la formación docente y su jerarquización” y consideró que “las políticas de formación docente son fundamentales para construir un sistema educativo que asegure el derecho social a la educación basados en los principios de calidad y equidad”.

Sobre esa misma línea, precisó que “el proyecto remitido por el Poder Ejecutivo tendrá modificaciones: esta reconfiguración es producto del aporte de especialistas (uno de ellos a través de la OEI) y del debate e intercambio de ideas” y destacó que de esa manera se trabajará sobre “el sistema de formación docente; el planeamiento del sistema formador, evaluación institucional, autoevaluación y acreditación; y la creación de UniCABA (no sólo destinada carreras de formación docente)”.

“Seguiremos trabajando para alcanzar acuerdos más amplio, estamos abiertos a escuchar y recibir aportes que enriquezcan la propuesta”, señaló y sentencio que “toda esta información, como la posible fecha de votación, lo vengo sosteniendo en mis intervenciones en la Comisión y en lo que firmé a través de actas y/o intercambio de notas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password