Para solucionar la crisis habitacional, promueven un nuevo plan de viviendas

La Legislatura porteña sancionó con 46 votos positivos y 11 negativos una iniciativa que busca fomentar el acceso de un hogar para sectores medios, el cual podrán adquirir las familias al destinar el 30% del total de sus ingresos.

Buscando darle respuesta a la crisis habitacional que atraviesa la Ciudad y con el objetivo de que las familias de sectores medios puedan acceder a una casa propia, la Legislatura porteña aprobó con 46 votos a favor y 11 en contra un proyecto de ley que fomenta un “Plan de Vivienda Asequible”, el cual prevé la compra de un hogar destinando como máximo el 30% del total de sus ingresos.

La medida fue sancionada gracias al acompañamiento de VJ, GEN, PS, MC, BP y Ev ; sin embargo y fue rechazada por los bloques UC, FIT, AyL y PO.

Los destinatarios de las viviendas serán los grupos familiares de sectores medios que residan o trabajen en el distrito, quienes deberán disponer de ingresos que varíen entre dos y ocho Salarios Mínimos, Vitales y Móviles; para poder acceder a dicho plan, los beneficiarios no deberán registrar deudas exigibles e impagas a favor del Gobierno de la Ciudad.

PAE

De esta manera, las familias podrán optar entre adquirir las viviendas que construirá el Instituto de Vivienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (IVC) o comprar un hogar cuyo precio de venta deberá ser como máximo el 80% del valor de venta de referencia definido por manzana y medido en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) que establezca el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte.

Además, quienes accedan al Plan de Vivienda Asequible estarán exentos del pago “del impuesto al sello por los actos jurídicos que instrumenten la celebración de contratos de alquiler o compraventa que no superen un monto equivalente a 150.000 UVA”; “de los derechos de delineación y construcción para las obras de construcción de viviendas nuevas”; “del derecho para el Desarrollo Urbano y el Hábitat Sustentable”; y “de la obligación de inclusión de cochera para los proyectos de construcción de vivienda nueva”.

Cabe destacar que los datos provistos por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad demuestran el crecimiento del inquilinato en el distrito. Ya que según los informes realizados durante el presente año, se estima que el 35% de los vecinos son inquilinos (es decir, alrededor de unas 275 mil personas).

El debate al respecto de la medida lo abrió el vicepresidente primero del bloque Vamos Juntos, Maximiliano Ferraro, quien explicó que “este proyecto tiene el objetivo de crear este plan de vivienda, para que podamos fomentar la oferta de vivienda para sectores medios para desarrollar una política pública habitacional integral” y destacó que “de alguna manera se suma a una política de vivienda que está llevando adelante el IVC con los procesos de reurbanización, pero también la política de alquileres”. “Este plan representa una oportunidad histórica, estamos dando una herramienta para configurar esta nueva Ciudad”, señaló.

A su turno, la diputada de AyL Marta Martínez indicó que “este proyecto es poco claro en sus fundamentos y su finalidad, porque argumentan cuestiones que el acceso a una vivienda es sumamente dificultoso y que subió la cantidad de inquilinos, como si estas cosas sucedieran por arte de magia” y señaló que “esto es una clara consecuencia de las políticas de este Gobierno, es culpa de bajar el nivel del salario”.

En ese sentido, el trotskista Gabriel Solano (PO) señaló que “este proyecto sale porque la vivienda no es asequible en la Ciudad, no explican porque es difícil para los trabajadores acceder a una casa propia” y advirtió que “ningún trabajador de la Ciudad está en condiciones de poder acceder a un crédito UVA, este proyecto es cómo querer curar el cáncer con una aspirina”.

“La inmensa mayoría de las viviendas que se construirán en la Ciudad no serán asequibles, pero estas nuevas viviendas tampoco serán accesibles porque está tendrán un valor del 80% con relación a las del mercado”, completó.

A su turno, la kirchnerista Paula Penacca (UC) expresó que “la Ciudad atraviesa una crisis habitacional y que los créditos UVA fracasaron” e insistió en que “esperamos que todos estos beneficios no sean solamente para las constructoras privadas, para garantizar que eso suceda el plan tiene que ser sostenible y que garantice que esa vivienda después no sea vendida a precios de mercado”.

“Proponemos que este plan genere un stock de vivienda, la cual no pueda venderse en el mercado y que si se vendiera se hiciera al costo que tenía cuando se accedió a esa vivienda”, sentenció.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password