Halperín: “la resolución de Bullrich es de dudosa legalidad”

El legislador de Evolución analizó la resolución que le permite a la policía disparar sin dar la voz de alto y consideró que se trata de “un error forzado”. Además, opinó sobre el caso Chocobar y aseguró que “no es buen policía”.

Luego de que el juez Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Roberto Gallardo, aceptara una cautelar que en la que declaró “inaplicable e inconstitucional” la resolución impulsada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; el legislador de Evolución y especialista en políticas penitenciarias y prevención del delito, Leandro Halperín, cuestionó duramente la medida y consideró que se trata de “un error forzado”.

En ese sentido, el radical manifestó –en una misiva que subió a su blog personal– que esa resolución “adolece de todas las fortalezas que deben tener las políticas públicas para prevenir el delito; carece de un diagnóstico conocido, no tiene consenso en las principales jurisdicciones del país, tampoco hacia el interior de su propia fuerza, es inestable por la falta de acuerdos parlamentarios, emite un mensaje contradictorio ya que no es aplicable a las policía locales y sobre todo es de dudosa legalidad” y aseguró que “una de las deudas de la democracia es acordar el rol y los límites de las fuerzas de seguridad”.

Además, remarcó que el Gobierno de Mauricio Macri recibió “a las fuerzas de seguridad autogobernadas, con mala formación, sectores comprometidos con el delito y asociados a lo peor de la política y la justicia, causas armadas, gatillo fácil y violaciones a los Derechos Humanos en las calles y en la prisión” e insistió en que “tres años después se pueden apreciar mejoras como la lucha contra las mafias policiales que encaró la gobernadora María Eugenia Vidal, el acuerdo que dio origen a la nueva Policía de la Ciudad que representa uno de los más trascendentes y amplios que logró la política porteña desde que tiene autonomía, y el combate al crimen organizado que dan las fuerzas federales, en donde ya no se ven complicidades ni connivencia estructural”.

PAE

“La falta de consensos sobre cómo abordar la inseguridad es la principal debilidad de las políticas públicas en la materia, las vuelven frágiles, pendulares y reactivas”, advirtió y consideró que “la ansiedad por mostrar resultados positivos lleva a cometer errores no forzados como este”.

Sobre esa misma línea, señaló que “así llegamos a Chocobar, símbolo de las policías municipales creadas por el gobernador Scioli por su escasa y mala formación para intervenir en la prevención y represión del delito” e indicó que “Chocobar no es un buen policía, hay muchos y muchas más que sí lo son y merecen un mejor trato por parte de la sociedad y de la dirigencia; pero no se los reconoce ni se estimulan mejores prácticas flexibilizando controles ni con mensajes cargados de demagogia populista que carecen de toda originalidad y ya mostraron que llevarlos a la práctica no mejoran la seguridad”.

“Debemos debatir con responsabilidad que política de seguridad queremos. Con fuerzas de seguridad preparadas por y para la democracia, una política integral de prevención del delito, una justicia que sea justa y cárceles que no agraven el problema”, aseveró y sentenció que “es imprescindible la construcción de Políticas de Estado para la seguridad, alcanzarlas requiere la vocación de construir consensos que no es un acuerdo entre iguales, es entre diferentes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password