Acto en homenaje a los 40 años de la sanción de la Constitución española

El embajador de España en la Argentina y varios legisladores nacionales disertaron sobre la significación histórica del acontecimiento.

Destacadas personalidades nacionales e internacionales participaron del acto homenaje a los 40 años de la sanción de la Constitución española, llevado a cabo en la Cámara de Diputados de la Nación.

Disertaron sobre la significación histórica del acontecimiento el embajador de España en la Argentina, Francisco Javier Sandomingo Núñez; los diputados Jorge Enríquez, Pablo Tonelli, José Ignacio De Mendiguren, Juan Fernando Brügge y Cornelia Schmidt-Liermann; y el profesor de Derecho Constitucional de la UBA, Osvaldo Pérez Sammartino. Entre los asistentes se encontraban la diputada Paula Urroz y el diputado Pablo Torello.

El embajador español realizó una reseña de los hechos acaecidos desde la muerte de Francisco Franco y detalló las reformas legales que dieron paso a la sanción de la Constitución en 1978, ratificada por un referéndum en diciembre de ese año. Asimismo, destacó el rol protagónico que les cupo al Rey Juan Carlos I y al presidente del gobierno Adolfo Suárez.

PAE

De Mendiguren se refirió en particular a los Pactos de La Moncloa, que antecedieron a la Constitución, y sostuvo que la Argentina debería inspirarse en ellos para lograr un acuerdo económico y social; Tonelli ubicó a la Constitución en el contexto de la historia española, que no había tenido hasta ese momento experiencias constitucionales exitosas; Brügge puso de relieve algunos conceptos y palabras del texto constitucional aprobado en 1978 como fuente de algunos aspectos del derecho público provincial argentino introducidos a partir de la década del ochenta; Schmidt Liermann enfatizó la trascendencia del hecho histórico recordado en el marco del estrecho vínculo entre España y la Argentina; Pérez Sammartino, por su parte, expresó que el constitucionalismo español no había sido un modelo para los constituyentes argentinos, pero que la transición española, cuyo instrumento jurídico definitivo fue la Constitución de 1978, era ejemplar por haber permitido pasar de una dictadura de cuatro décadas a una democracia pluralista mediante el acuerdo y la cooperación de los antiguos adversarios, como Adolfo Suárez, funcionario del franquismo, y Santiago Carrillo, histórico líder del Partido Comunista Español.

Jorge Enríquez, finalmente, señaló que celebrar los 40 años de la Constitución española no es un mero ejercicio de la nostalgia, sino que significa sobre todo reflexionar sobre las transiciones políticas y sobre el valor del consenso, que es la clave de la democracia. “Con la asunción del Rey Juan Carlos -sostuvo-, a la muerte de Franco, comienza una etapa que hoy admiramos por la clarividencia y generosidad de los diversos actores que la hicieron posible, pero que en ese momento estaba plagada de incertidumbres y acechanzas”.

Como conclusión, Enríquez dijo: “Ojalá que ese ejemplo nos ilumine en esta Argentina tan necesitada de consensos profundos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password