Para Fuks el reparto de las defensorías adjuntas “no responden” a un organismo de control

El defensor adjunto criticó la forma en la que se distribuyó cada uno de los cargos y aseguró que “no respeta el rol del peronismo, el kirchnerismo y el Frente para la Victoria”. No obstante, valoró la continuidad de Amor como titular de la Defensoría del Pueblo.

Luego de que se difundiera una lista con los nombres de los que serán los nuevos defensores adjuntos de la Defensoría del Pueblo, el exlegislador y actual defensor adjunto, Gabriel Fuks, dialogó con parlamentario.com y cuestionó duramente la forma en la que se repartieron los cargos, al considerar que “no respeta el rol del peronismo, el kirchnerismo y el Frente para la Victoria”.

Es que según esa nómina, los cinco cargos a las defensorías adjuntas quedarán en manos de Vamos Juntos, Evolución y el Partido Socialista, mientras que la titularidad del organismo seguirá en manos de Alejandro Amor. De esta manera los nuevos defensores serán: Bárbara Bonelli -quien había integrado la lista de legisladores por Evolución durante la última elección y es hija del periodista Marcelo Bonelli-; Carlos Palmiotti -hijo del angelicista José Palmiotti-; Silke Mayra Arndt -que llega al cargo de la mano del vicepresidente primero de la Legislatura y secretario general del Pro, Francisco Quintana-; y Paula Streger -asesora del vicepresidente tercero del Parlamento porteño, Roy Cortina-. Mientras que Arturo Pozzali permanecerá en su cargo.

Al respecto de esa situación, Fuks aseguró que no está “muy conforme” con la forma y la manera en la que se repartieron dichos cargos, aunque destacó la continuidad de Amor “ya que es algo que valoro porque ha logrado representar más allá de sí mismo y su historia política”. Asimismo, consideró que el nivel de los adjuntos “es más bien pobre y parece más un reparto político que un órgano de control”.

A su vez explicó que la Defensoría “es una herramienta fantástica para una etapa compleja tanto por lo social y por lo político, como lo es esta” y remarcó que es un nexo “muy importante en el que pude desarrollar acciones; yo diría que hay una zona de frontera entre la política y la gestión, en eso tiene mucho que ver” este organismo.

“Mi paso por la Defensoría fue y es muy interesante, los temas que a mí me tocaban tratar pasaron por un año muy álgido, sobre todo aquellos vinculados a la seguridad. Tuve una doble función de haber sido uno de los actores más importantes que impulsó la Ley de Seguridad de la Ciudad y después pude hacer el seguimiento de esa normativa desde la Defensoría”, concluyó.

Cabe recordar que el próximo viernes la Legislatura porteña convocó a una sesión a las 10 de la mañana, en la que se votará la continuidad del defensor del pueblo y los cinco adjuntos. La sesión se realizará el mismo día en que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, abra el nuevo año parlamentario.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password