La izquierda rechazó el proceso preventivo de crisis de Coca Cola

El legislador del PO Gabriel Solano denunció que el objetivo de la multinacional es el de “avanzar con decenas de despidos y reducir indemnizaciones” y pidió apoyar todas las “acciones de lucha” de los trabajadores.

El trotskista Gabriel Solano (PO) impulsó en la Legislatura porteña una iniciativa para expresar su rechazo al proceso preventivo de crisis presentado por la multinacional Coca Cola-Femsa y advirtió que a través del mismo buscará avanzar “con decenas de despidos en la planta ubicada en el barrio de Pompeya”.

Es así que el legislador explicó que este tipo de procedimientos “son un recurso utilizado por centenares de patronales para despedir trabajadores, reducir indemnizaciones y avanzar contra las conquistas de los convenios colectivos de trabajo” y consideró que las grandes empresas “pretenden descargar la crisis sobre los trabajadores a pesar de haber acumulado enormes ganancias”.

Por lo que propuso terminar con los despidos repartiendo las horas de trabajo “sin afectar el salario, la defensa de los convenios de trabajo” y exigió la apertura de los libros de todas las empresas que suspendan o despidan. Además, le pedirá al Parlamento que apoye todas las “acciones de lucha” que lleven a cabo los trabajadores.

En relación a dicho proceso preventivo, Solano detalló en los fundamentos de la medida que se trata “de una tendencia en alza que marcó un pico en 2018 cuando más de cien empresas lo obtuvieron, entre ellas la multinacional Carrefour que en acuerdo con la Secretaría de Trabajo y la burocracia del Sindicato de Comercio, avanzó con suspensiones y despidos. Otro caso es Avianca, la empresa ligada al presidente Macri”.

“Reclamamos un paro de 36 horas y un plan de lucha para terminar con el ajuste y que la crisis la paguen los capitalistas, la ruptura con el FMI y el no pago a la deuda externa”, sentenció.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password