ACIERA distinguió a mujeres solidarias en la Legislatura porteña

El departamento femenil de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina celebró el “Día Internacional de la Mujer”, reconociendo la labor de social de cinco mujeres.

Por el Día Internacional de la Mujer, el departamento femenil de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina celebró su 15 aniversario y en el marco de esa fecha les entregó las placas ACIERA Mujer a cinco mujeres solidarias y destacadas por su labor y solidaridad en distintos ámbitos de la sociedad. El evento se desarrolló en el Salón Dorado de la Legislatura porteña

De esta manera fue reconocida la médica infectóloga egresada de la UBA, Alicia Susana Carratù; la Dama Rosada de la maternidad Sardá y estrecha colaboradora en neonatología, Alicia Gutiérrez; la tejedora de mantas y mantillas para los bebés que nacen en la maternidad Sardá, Celsa Álvarez de Tessey; la trabajadora de la comunidad wichi, y directora de la escuela en la misión evangélica en Laguna Yacaré, Raquel Reisvig de Pinatti; y la especialista en inmuno oncología y egresada del CONICET, María Romina Girotti.

Además, en esta ocasión hubo una sexta distinción que fue otorgada in memoriam de Roxana Haydeé Trochel, la exagente de la policía de la Ciudad, fallecida el pasado 1 de febrero cumpliendo “con arrojo y valentía su deber” al intervenir rescatando heridos en el incendio desatado en el exhotel de las Naciones en el microcentro porteño. Gastón Rojas, su esposo, junto a sus tres hijos, recibieron el presente ante el aplauso cerrado de un auditorio de pie que se prolongó por varios minutos.

En la apertura y en nombre del palacio legislativo, el diputado Claudio Cingolani (VJ) dio la bienvenida. “Hoy estamos de fiesta, como en cada año en que se desarrolla el acto de ACIERA Mujer. Quería agradecerles a todos los miembros de ACIERA la dedicación y el trabajo en todos estos años”, señaló y destacó el testimonio de las mujeres anónimas que ayudan a cambiar la vida de la gente.

De inmediato se dirigió a los presentes el Director de Cultos de la Ciudad, Federico Pugliese, quien puso el valor la tarea de las damas de ACIERA, al explicar que “esto es vida, testimonio, ejemplo y entrega. Emociona cada testimonio de grandeza. La mujer es fundamental para la construcción de una sociedad. Hay una virtud que las une: el amor. El desafío es hacerlo permanecer”. Antes de despedirse, entregó un presente a Susana Ibarbalz, titular de las mujeres, por los 15 años de labor.

En tercer término el titular de ACIERA, Rubén Proietti, saludó a los presentes y solicitó un aplauso de reconocimiento para las organizadoras. En su discurso destacó el rol de las mujeres y leyó unos párrafos alusivos a la mujer de una nota de opinión publicada en el portal digital infobae.com, cuya autora es la Dra. Jael Ojuel, miembro del departamento de bioética de la Alianza. Esta alcanzó difusión el pasado 7 de marzo y lleva por título “Mujeres fuertes y dignas verdades que trascienden la historia”.

El texto sostenía que “el 8 de marzo, nos unimos a aquellas mujeres que levantan la voz luego de años de dolor y silencio, a las que por miedo y vergüenza esconden sus heridas esperando que sea el tiempo el que las redima, sin encontrar consuelo en sus corazones. Nos unimos a las que trabajan, a las que deciden ser mamás a tiempo completo, a las que se aventuran en el ámbito profesional, a las que se superan día a día por dejar un mundo mejor para las generaciones que vienen. Todas enriquecen nuestra sociedad”.

“Mi deseo es que la mujer en cada rincón del mundo hoy pueda 'revestirse de fuerza y dignidad, afrontar segura el porvenir' (La Biblia), porque empoderarse no es destruir al más débil ni disponer de su vida, para crecer necesitamos amarnos y tener empatía de esa que hace que ninguna mujer quede en el camino, ni siquiera las que están siendo gestadas”, concluye el mismo.

En la parte central del acto, Susana Calot de Ibarbalz, titular del departamento femenil de ACIERA, precisó que ese organismo “destaca, acentúa, enfatiza los verdaderos valores en una mujer, descartando chabacanerías y vulgaridades; la mujer en su estado más puro; la mujer con honestidad, con valores, con servicio; la mujer hija, esposa, madre, ciudadana comprometida, conscientes de que hemos sido formadas para grandes cosas, una de ellas 'dar vida', nuestra sublime tarea de formar hijos para constituirlos en hombres y mujeres de bien a un mundo necesitado de orden moral y ético”.

“En los últimos tiempos, estamos siendo avasallados por distintos tipos de ideologías. Si bien es cierto que como mujeres cristianas defendemos los derechos de las mujeres como seres hechos a imagen y semejanza de Dios tanto como el hombre, nos consideramos complementarias y no competitivas”, completó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password