“No tengo duda de que voy a ser el próximo gobernador de La Pampa”

El diputado nacional Sergio Ziliotto es el candidato del justicialismo a suceder al actual gobernador Carlos Verna, cuya gestión reivindica fuertemente, prometiendo seguir en la misma senda. Muy crítico del Gobierno nacional, no anda con vueltas al sostener que “ha fracasado en la mayoría de los órdenes que uno puede analizar”.

Por Agustín Alvarez Parisi

El histórico Carlos Verna sorprendió a propios y extraños cuando el año pasado anunció que sufría una grave enfermedad y por eso no iba a buscar la reelección cuando concluyera su mandato, pues iba a dedicarse a atender su salud. No hubo muchas vueltas a la hora de elegir a su sucesor, y el designado fue un hombre del Congreso de la Nación, el diputado Sergio Ziliotto, quien justamente concluye este año su mandato como legislador y no tiene dudas de que será el próximo gobernador de La Pampa.

“Me respalda un capital de haber trabajado siempre en el justicialismo y haber trabajado 35 años al lado del gobernador Verna”, remarca Ziliotto en diálogo con Parlamentario en el que detalló el perfil de su provincia, que está transitando desde un perfil agrícola-ganadera a una matriz industrial.

Muy crítico se muestra también con el Gobierno del presidente Mauricio Macri, al que atribuye “la gran crisis económica” y con ironía asegura que este fue “el peor equipo (de gobierno) de los últimos 200 años”.

– El gobernador Carlos Verna lo ha designado para sucederlo. ¿Qué significa esto para usted?

– Realmente un gran orgullo, un gran desafío, pero claramente se lo he expresado al mismo gobernador y se lo estoy diciendo a todos los pampeanos en las recorridas que estamos haciendo desde hace más de tres meses y medio, que realmente eso se va a transformar en una gran responsabilidad, para seguir el perfil que le ha dado el gobernador Verna y el peronismo durante 36 años a la provincia de La Pampa. Una Provincia que analizándola hoy desde cualquier índice socioeconómico se la ve en lugares destacados del contexto nacional. El nivel de prestación de los servicios públicos, de excelencia… Hay un dato muy fresco: en las pruebas Aprender, que marcan la calidad educativa y el nivel de enseñanza que tienen los alumnos en la República Argentina, la provincia de La Pampa está segunda, después de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el distrito más rico del país, que con más recursos cuenta. Un Estado que tiene un servicio de salud que es envidiado y es solicitado por habitantes de las provincias limítrofes a la provincia de La Pampa.

En la provincia de La Pampa alguien que se enferma, tenga o no tenga obra social, tenga o no tenga dinero en el bolsillo, va al sistema público, se lo atiende, se lo estudia si es necesario, se lo interna si es necesario, y si es necesario que se vaya medicado, también se va así. Nosotros no le miramos la cuestión económica para hacernos cargo de la responsabilidad que tenemos como Estado de dar el servicio público de salud. Pero también, si hay un perfil que queremos profundizar en la provincia, es esa decisión política de intervenir en la economía a favor de la gente. Realmente un Estado que regula, que interviene en la economía, principalmente con la presencia muy fuerte de un banco estatal, uno de los pocos bancos de provincia que no se han privatizado, y que por ejemplo hoy le permite a todas las empresas, las industrias de La Pampa ofrecer sus productos a largo plazo y con una tasa de interés del 25%, algo que no existe en el sistema financiero. Bueno, ese Estado presente, ese Estado eficiente que nosotros venimos construyendo en la provincia de La Pampa es lo que estamos prometiéndonos los pampeanos que vamos a profundizar en los próximos cuatro años de Gobierno.

– ¿Y cuáles son los ejes de su campaña?

– A partir de esa premisa fundamental de profundizar lo hecho, nosotros hemos resumido en cinco grandes objetivos nuestro programa de Gobierno. El principal tiene estricta relación con la principal necesidad de los pampeanos, que no son ajenos a la gran crisis económica que desató el Gobierno del presidente Macri. Es nuestra idea seguir profundizando una transformación que está en camino de lo que es la matriz productiva de la provincia de La Pampa. Nosotros estamos transitando desde una matriz históricamente agrícola-ganadera, en una matriz industrial. Eso genera trabajo, y nuestra intención desde el punto de vista del Gobierno provincial a través de recursos propios, porque nosotros tenemos muy ordenada las finanzas públicas, pero también una fuerte presencia del Banco de La Pampa, como le decía, de apostar a la producción. En eso nosotros planteamos permanentemente una complementación con el sector privado; estamos dispuestos a seguir ayudando con recursos, a fortalecer diaria y permanentemente lo que es la infraestructura económica, aquella que está a disposición del sistema productivo. Hoy la realidad de la industria frigorífica, de la industria petrolera, de la industria del vino -aunque parezca raro, en La Pampa se produce mucho vino últimamente, cada vez más y con premios a nivel nacional-, muestran que la Provincia tiene mucha actividad industrial, a partir de lo que le decía: un Estado presente que se involucra, que busca inversores, que le da seguridad, que le presta dinero a tasas subsidiadas, también hay un esfuerzo del Presupuesto provincial en ese sentido, no solo el Banco de La Pampa pone el mayor esfuerzo para que sean tasas bajas, sino también hay una partida en el Presupuesto provincial para subsidio de tasas. Esto hace más previsible y achica el nivel de riesgo de cualquier emprendimiento productivo.

– Usted está trabajando como diputado también sobre problemas que hacen a su Provincia, y por ejemplo sobre uno que vienen arrastrando desde hace un tiempo, que es el de los ríos.

– Sí, nosotros tenemos una gran cruzada entre todos los pampeanos. Hay algo que se ha logrado en la Provincia, que es internalizar y generalizar: hoy la lucha por los ríos en La Pampa es una causa que atraviesa todas las ideologías, todas las condiciones sociales, es una mancomunión de reclamar por nuestros ríos. Nosotros estamos peleando por el río Atuel, estamos peleando por el río Salado, y también estamos peleando para que no nos quiten el río Colorado… Bueno, esa es una lucha que hoy encabeza el gobernador Verna, que voy a encabezar yo a partir del 10 de diciembre, pero que también está secundada y fortalecida por una decisión de acompañar y un sentido de pertenencia de los pampeanos de defender lo que nos corresponde. Especialmente porque es una condición histórica, porque nosotros no solo queremos recomponer el medio ambiente a partir de una gran desertificación que produjo el corte de estos ríos, sino también poner ese flujo de agua permanente al servicio de la producción. Hoy lo que La Pampa ha logrado en la zona bajo riego en el suroeste de la Provincia, en la vera del río Colorado, en cuanto a potencial y realidad actual, es algo que sorprende a más de uno que hace mucho tiempo no ha viajado (a la zona). Nosotros creemos que no solo estamos defendiendo nuestros recursos naturales por una cuestión histórica, una cuestión cultural, para algunos una cuestión lírica, sino una cuestión estratégica desde el punto de vista de generar trabajo para los pampeanos y riqueza para la provincia de La Pampa.

– Diputado, ¿cuál es su balance en cuanto a labor parlamentaria del tiempo que ha estado aquí en el Congreso de la Nación?

– Nosotros con la Provincia siempre hemos mantenido una línea de trabajo muy homogénea en cuanto a lo que corresponde a los representantes del Partido Justicialista, tanto a nivel de la Cámara de Diputados, como de la Cámara de Senadores. Tenemos un principal objetivo que es la calidad de vida de los pampeanos, y en eso permanentemente seguimos luchando, hemos logrado muchísimas cosas en cada uno de los presupuestos nacionales. Hemos logrado sanear definitivamente la Caja de Jubilaciones de la provincia de La Pampa, nos ha transferido su sistema provincial, que paga desde hace más de 14 años el 82% móvil y que está garantizado de por vida. Hoy el sistema está saneado, hoy el sistema previsional pampeano paga el 82% móvil, paga haberes muy altos con respecto a la media nacional y provincial; y también esto nos permite hoy, en virtud de todos estos acuerdos que hemos hecho a partir de nuestra actividad legislativa, que la Caja hoy sea autosustentable. Hoy no se destina otro dinero que el aporte de los trabajadores activos, más lo que corresponde en base a los convenios de armonización que hemos firmado con el Gobierno nacional. Eso alcanza para que los jubilados tengan un salario digno y a su vez actualizado permanentemente y en base al 82% móvil de lo que fueron sus salarios como activos.

Y en la provincia de La Pampa existe para los trabajadores activos una paritaria que en los últimos años ha superado a la inflación. Se trabajó permanentemente con la cláusula gatillo; el año pasado en la provincia de La Pampa los salarios aumentaron el 46,7%.

– Un tema en lo que ha estado trabajando mucho es el de las tarifas, ¿no?

– Exactamente. El año pasado, bajo mi presidencia la Comisión de Obras Públicas logró sacar dictamen, nos pusimos de acuerdo todas las fuerzas de la oposición y logramos la mayoría para sacar dictamen, y también lo conseguimos en el recinto. Yo fui el miembro informante de ese dictamen, el Senado también lo aprobó, y lamentablemente el presidente Macri lo vetó. Bueno, en estos días, a partir de un proyecto que hemos acompañado a nuestro presidente del interbloque, Pablo Kosiner, hemos vuelto a presentar un proyecto donde se pone en emergencia el sistema tarifario y también se aplica como límite para actualizaciones el CVS, el índice que marca la actualización de los salarios. Son temas que nos preocupan, porque impactan de lleno en la vida cotidiana de la gente y finalmente de los que menos tienen. Así que es una cuestión que como justicialistas a nosotros nos preocupan permanentemente y nos ocupan permanentemente.

– ¿Toda esta labor parlamentaria que usted ha tenido como diputado será un envión para que usted pueda llegar a la gobernación de la provincia de La Pampa?

– Yo no tengo duda de que voy a ser el próximo gobernador de La Pampa, pero eso tiene que ver con una trayectoria del peronismo durante 36 años que gobernó de cara a los pampeanos, y que los pampeanos permanentemente le ratifican la confianza en cada elección. A mí me respalda un capital de haber trabajado siempre en el justicialismo y haber trabajado mucho tiempo, casi los mismos años que tiene la democracia, 35 años que estoy trabajando al lado del gobernador Verna. Siempre he estado trabajando con él, aprendí de él a tener una fuerte contracción al trabajo, una mirada muy integral de la provincia, una mirada desarrollista, y principalmente a defender La Pampa. Y eso es algo que en la Provincia es muy valorado por el ciudadano. Nosotros siempre hablamos de que si hay algo que nos distingue a nivel nacional y creo también es reconocido por otros dirigentes es nuestro sentido de pertenencia. Para nosotros, primero está La Pampa, segundo está La Pampa, y tercero está La Pampa. Nosotros siempre hemos trabajado a nivel legislativo, ejecutivo, y siempre el límite en las negociaciones es el perjuicio pampeano. Nosotros podemos acotar a la gobernabilidad como la que nos pidió el presidente Macri apenas asumió, en el año 2016, el gobernador Verna estuvo presente. Acompañamos leyes que el Gobierno nacional necesitaba para gobernar, pero bueno, la gobernabilidad nosotros la entendemos como una avenida de ida y vuelta, y en ese sentido no hubo contrapartida. El presidente Macri no cumplió acuerdos parlamentarios que hicimos aquí, acuerdos políticos, y en ese sentido nosotros no estamos dispuestos a aportar sin que realmente nuestro esfuerzo retribuya en beneficio para los pampeanos.

– ¿Cómo observa el Gobierno de Mauricio Macri?

– Es un Gobierno que ha fracasado en la mayoría de los órdenes que uno puede analizar. Desde lo económico, ni hablar; el punto de vista de unir a los argentinos, la grieta es cada vez más grande; en el narcotráfico hay cada vez más presencia de droga… Vuelvo a repetir, creo que es un Gobierno que está cada vez más alejado de la gente, que nunca le encontró el rumbo, pensó que manejar el país era manejar una empresa, y el famoso mejor equipo económico en 50 años se transformó en el peor equipo de los últimos 200 años. Así está la República Argentina, la cambiaron por supuesto, la cambiaron para mal.

– Vayamos a su partido, el peronismo. Tienen varias figuras que se candidatean para la presidencia de la Nación. ¿Usted cree que al final del camino se encolumnarán detrás de una figura?

– Yo auguro y espero, y estoy confiado en que así sea, que prime la grandeza de los dirigentes y no las cuestiones personales y las rencillas anteriores que pueden haber existido entre los dirigentes. Nosotros desde la provincia de La Pampa hemos dicho que tratamos de fijar un norte en cómo deberíamos pensar mucho más en la gente que en los dirigentes. En La Pampa hemos conformado el Frente Justicialista Pampeano, en el cual estamos todos juntos detrás de mi candidatura, no solo todos los sectores internos del justicialismo orgánico, sino también está Unidad Ciudadana, está el Frente Renovador, está el Partido Humanista, otros sectores que si bien no tienen la misma raíz ideológica, sí comparten nuestras banderas de la doctrina justicialista, como el Partido Comunista y Patria Grande, que entendieron que es necesario estar todos juntos ante este modelo de ajuste que castiga a los argentinos. Queremos en cierta manera que eso se replique a nivel nacional, hay otras provincias que también lo hicieron, San Juan, Neuquén, Entre Ríos, Tierra del Fuego, han entendido que es momento de unirse porque lo está exigiendo la gente. Está exigiendo que la oposición se junte y arme una plataforma de gobierno o una propuesta apetecible para que sea la victoriosa en las elecciones de octubre.

Seguramente todos los dirigentes hoy por hoy, como todavía falta para decidir las candidaturas, están buscando cómo mejor posicionarse, porque seguramente en el momento de un consenso cada uno querrá que se lo tenga más en cuenta en base a su posicionamiento. Si usted me dice qué es lo que nosotros estamos buscando, es tratar primero buscar listas de unidad; y si no es posible, armar un programa de gobierno, ocho o diez puntos que tengan que ver con las políticas públicas y una vez que nos pongamos de acuerdo en la propuesta, ir a una gran PASO donde la gente decida quién es el dirigente que tiene la mejor impronta para llevar adelante el proyecto del justicialismo, más los integrantes del campo popular y otros partidos afines a nuestra ideología, y sea presidente a partir del 10 de diciembre.

– La pregunta de rigor: ¿en esa unidad de la que usted habla, está incluida Cristina?

– Yo no doy nombres propios, hablo de todos. Creo que todos los dirigentes tienen que estar; todos aquellos que hoy tienen apetencias y se creen en condiciones de representar a la mayoría del pueblo argentino, tienen que jugar adentro. Si uno tiene apetencias en base a los nombres, creo que estamos errando el camino. Los nombres los decidirá la gente, como siempre pasa. No pasa por una cuestión de gusto, hoy quizá tiene que pensar mucho más en la gente y no con qué dirigente tiene mayor afinidad.

– Pero hay un dirigente ahora que está sonando fuerte, que es Roberto Lavagna. El no quiere las PASO, ¿cree que él puede ser una alternativa?

– Cada uno tiene la posibilidad de tomar las decisiones que correspondan, y lo bueno del sistema democrático es que no excluye a nadie. Pero yo creo que hay que buscar la mayor cantidad de consensos, hay que pensar que la gente está sufriendo, que hay mucha gente que no come, y cualquier decisión personal no puede estar por encima de la necesidad que tienen los argentinos. La mejor forma de aportar es ponerse de acuerdo en un programa de gobierno, y después ir a que los argentinos lo diriman en las urnas.

– ¿Quién va a ser su compañero de fórmula?

– El actual vicegobernador, el doctor Mariano Fernández, que hoy está a cargo del Poder Ejecutivo ante la enfermedad del gobernador Verna.

– ¿Qué le diría a los pampeanos?

– Que sigan confiando en el peronismo, que nunca los defraudó. El peronismo siempre buscó la mejor calidad de vida; hoy la realidad de la provincia de La Pampa es gracias al peronismo, a sus dirigentes, a sus militantes, y esa realidad se puede palpar en cualquier análisis de la vida cotidiana de los pampeanos, y se puede analizar, para alguien que lo quiera mirar desde afuera, en todos los índices socioeconómicos. La provincia de La Pampa hoy tiene un lugar muy destacado en el contexto nacional. Tan destacado como envidiado por otras provincias.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password