Brügge respaldó el pedido de impugnación a la nominación de Marisa Graham

El legislador cordobés cuestionó la idoneidad de la nominada, luego de que se manifestara públicamente a favor del aborto.

El diputado nacional Juan Fernando Brügge se refirió al pedido de impugnación a la designación de Marisa Graham como defensora de niños y adolescentes por parte de agrupaciones “provida”, y manifestó sentir “sorpresa”, luego de que, tanto ella como los dos defensores adjuntos, se hayan manifestado públicamente a favor del aborto. “No solo eso, sino que también manifestaron que, en funciones actuarían a favor de que las niñas puedan abortar, lo cual, teniendo en cuenta el marco legal existente, se manifiestan por una apertura al aborto sin regulación legal. stán diciendo que van a destinar fondos públicos a actividades que hoy son ilegales. Inexorablemente debemos cuestionar el pliego cuando llegue a la Cámara por la falta evidente de idoneidad técnica y moral”, manifestó al respecto.

En diálogo con FM Concepto, el legislador por Democracia Cristiana sostuvo que la Defensoría de los Niños y Adolescentes se trata de un “rol importantísimo”, y que viene siendo “relegada a nivel nacional”, pero que “obviamente no puede estar a cargo de cualquiera, y menos por una persona que, por más que tenga antecedentes académicos, no cumpla los requisitos constitucionales y éticos de la función en el manejo de los fondos”.

Sobre la conformación de la bicameral que designó el nombramiento de Graham, el diputado cordobés señaló que “la división entre verdes y celestes no es una división no legal”, en el sentido de que no está institucionalizada como bloque, sino que se trata de “una división de hecho que hemos tenido los legisladores con referencia a la ley del aborto. La conformación de las comisiones se hace por bloque, y si en esta conformación prevalece uno de estos colores, no significa que necesariamente haya sido una cuestión manipulable, si no que nació por los acuerdos de bloque”.

Por otro lado, sobre el llamado del Gobierno a un acuerdo político con la oposición, Brügge advirtió que, en una en una situación muy difícil desde el punto de vista económico, al presidente Macri “se le acabaron todas las opciones, y trata de ver de qué manera logra juntar voluntades para mantener una cierta estabilidad económica en este proceso electoral”. Además, sostuvo que no debe seleccionar a quien invitar: “La república Argentina, le guste o no al presidente, es una democracia de partidos. Por lo tanto, si tiene que convocar a alguien, no solamente tiene que convocar a los autoproclamados precandidatos presidenciales, sino que también a los presidentes y líderes de los partidos políticos, al sector empresarial, y por supuesto también a los sindicatos. Se tiene que hacer un acuerdo con toda la sociedad”.

Finalmente, consideró que el llamado es un “tardío reflejo” del presidente, y que esto “lo tendría que haber hecho en enero de 2016, pero gracias al asesoramiento de sus técnicos, queda a la vista el error que cometió políticamente. Y hoy nos encontramos con este manotazo de ahogado, que lo está haciendo en función de que necesita tener algún tipo de respiro político, que no le pegue tanto la oposición. Es evidente que el presidente no se quiere hacer cargo de lo que hizo”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password