Denuncian que la Planta Industrial de Agua Pesada se encuentra en situación crítica

La diputada nacional por el FpV Daniela Castro advirtió que la PIAP corre riesgo de ser abandonada y sufrir daños irreversibles por falta de mantenimiento.

En reunión de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que preside Daniela Castro en la Cámara de Diputados de la Nación fueron recibidos trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), que es propiedad de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

El motivo de la visita de los integrantes de la PIAP es el riesgo de ser abandonada y sufrir un daño irreversible por falta de mantenimiento adecuado. De sus 450 trabajadores altamente calificados sólo quedan 300, advirtió Castro, y que de éstos, ya se les ha anunciado un inminente plan de retiro voluntario.

Existe en el mundo una significativa actividad presente y un futuro cierto en el campo de los reactores de agua pesada y uranio natural (representan el 11% de los reactores de potencia existentes). Además, denunció la legisladora sanjuanina, el presupuesto de la Comisión Nacional de Energía Atómica ha sufrido un recorte fenomenal del 53% en dólares (pasó de 363 millones de dólares en 2015 a 170 millones en 2019).

La diputada Castro manifestó la preocupación que genera la situación que atraviesa la ciencia y la tecnología en la Argentina. “De nuestra parte está la colaboración y preocupación por la situación que atraviesan. Recibimos a los distintos organismos de Ciencia y Tecnología y hemos visto el enorme recorte que han sufrido”, dijo y concluyó: “Macri y su gabinete han destrozado el sistema de ciencia y tecnología del país”.

La Planta Industrial de Agua Pesada es uno de los pocos proveedores de agua pesada a nivel mundial y el más importante. Es proveedora de este importante insumo para los reactores nucleares argentinos de uranio natural.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password