El Parlamento autorizó las nuevas autoridades del TSJ porteño

Los cargos vacantes en dicho organismo fueron ocupados por Marcela De Langhe y Santiago Otamendi. Mientras que en el puesto como titular de la Fiscalía General de la Ciudad fue designado Juan Bautista Mahiques.

En una sesión especial convocada por el vicepresidente primero de la Legislatura, Francisco Quintana (VJ), y el secretario parlamentario, Carlos Pérez, la Casa analizó tres pliegos que el Gobierno de la Ciudad había elevado al Parlamento durante abril para cubrir una serie de cargos vacantes en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y la Fiscalía General, y que fueron puestos a consideración hace unos días en una audiencia pública.

De esta manera, uno de los cargos al TSJ fue ocupado por Marcela De Langhe, quien actualmente se desempeña como jueza en la Cámara en lo Penal de la Ciudad y directora del Instituto Superior de Seguridad Pública. Su designación fue aprobada con 43 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones.

Mientras que en el otro fue designado -con 41 votos positivos, 11 negativos y 6 abstenciones- Santiago Otamendi, quien recientemente se desempeñó en la Secretaría de Justicia en el Ministerio de Justicia Nacional.

Por otra parte, el tercer pliego fue sancionado con 43 votos a favor, 11 en contra y 44 abstenciones, por lo que se designó a Juan Bautista Mahiques como titular de la Fiscalía General de la Ciudad, tras la renuncia al cargo de Martín Ocampo, quien con anterioridad supo ser ministro de Seguridad porteño.

El debate en el recinto

Mientras el diputado de Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Justicia, Daniel Presti, aseguró que “estamos en condiciones de avanzar con estos pliegos porque se han cumplimentado con los pasos requeridos”, el legislador de AyL Fernando Vilardo precisó que “vemos verdaderos mecanismos antidemocráticos en estas designaciones, creemos que el pueblo tiene que incidir en las decisiones importantes” y advirtió que “en el caso de Otamendi pesa una acusación muy grave, fue denunciado penalmente por encubrimiento sobre la investigación por la causa AMIA y ha protegido a varios fiscales”.

“Mahiques es un hombre del Poder Ejecutivo, todos sabemos la causa que le inicio al juez Ramos Padilla por lo que llevó a cabo tareas de espionaje y fue funcional al Gobierno”, remarcó.

Sobre esa misma línea la presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, afirmó que “lamentablemente Larreta tomo el peor de los caminos que podía tomar institucionalmente, eligió cumplir con la legalidad que exige la Constitución, se encerró en elegir tres funcionarios propios: dos de ellos nacionales y uno de la Ciudad”.

“Es sintomático que quienes hacen de la palabra consenso un mantra, hayan elegido este camino. Reconocemos la legalidad del proceso pero carece de legitimidad”, completó.

La diputada de PTS Myriam Bregman remarcó que su voto es negativo ya que se trata de “dos personajes muy cuestionados: Mahiques (que hizo el trabajo sucio de denunciar al juez Ramos Padilla) como Fiscal general y a Santiago Otamendi asiduo ‘timbreador’ del Pro como juez del TSJ”.

A su vez el trotskista Gabriel Solano (PO) consideró que “hay un pacto para seguir copando la Justicia a favor del poder político de turno” y rechazó la designación de los jueces para el Tribunal de Justicia y la Fiscalía General porque “son militantes del oficialismo cuestionados por su accionar en causas como la AMIA”.

Asimismo el jefe de la bancada Unidad Ciudadana, Mariano Recalde, aseguró que es “gravísimo” que a meses “del cambio de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta intentará nombrar a integrantes de la alianza Cambiemos en el Tribunal Superior de Justicia y en la Fiscalía General porteña”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password