Con críticas al kirchnerismo, Macri, Vidal y Larreta inauguraron el Paseo del Bajo

Se trata de la mega obra que estuvo desarrollando el Gobierno porteño durante los últimos dos años, a través de la cual se desarrolló un corredor vial por carriles de 6 kilómetros de extensión para conectar el Puerto y la Autopista Buenos Aires – La Plata con la Autopista Illia.

Tras más de 28 meses de trabajo ininterrumpido, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, inauguró este lunes el Paseo del Bajo, un corredor vial por carriles de 6 kilómetros de extensión para conectar el Puerto y la Autopista Buenos Aires – La Plata con la Autopista Illia, con duras críticas al kirchnerismo y renovando su pedido a la sociedad para que siga “apostando por el cambio”. En el evento también estuvo presente el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

En ese sentido, Macri aseguró que “esto es cambiar, es dejar de darles la espalda a las cosas importantes que nos permiten crecer, es demostrarnos a nosotros mismos todo lo que somos capaces de hacer trabajando juntos” y manifestó que “los argentinos estamos sorprendidos porque no estábamos acostumbrados a que un problema que arrastrábamos de hace mucho tiempo tenga una solución. Solución hecha producto del trabajo y la coordinación de miles de argentinos que trabajaron profesionalmente, honestamente y con un Estado, con un Gobierno, que quiere estar a la altura de una sociedad que quiere crecer”.

“Dijimos basta a obras que empiezan y nunca terminan, a la mentira, a la trampa y a la corrupción”, explicó y consideró que “decidimos apostar al trabajo y terminar con que los recursos de los argentinos terminen en manos de unos vivos que vuelan con bolsos por el aire. Esto no es relato porque este pavimento no es relato, es real”.

Asimismo recordó que “en 1962 fue la primera vez que empezó a planificarse esta obra. ¿A dónde fue a parar el dinero de los argentinos durante tantas décadas?”, afirmó y sentenció que “esta obra es más importante que miles de discursos, que millones de palabras; esto es progreso real”.

Por su parte, Vidal precisó que “esta obra la vamos a disfrutar todos no solamente los porteños, por aquí van a pasar los transportistas que vienen desde la Provincia” y le agradeció “al presidente que fue parte de este proyecto cuando era jefe de gobierno, a Horacio Rodríguez Larreta y al equipo de más de tres mil personas que hicieron que esto fuera posible”.

“Esta obra empezó y terminó, como tantas otras que hemos recorrido en la provincia durante estos años”, señaló y le aseguró a “todos aquellos argentinos que hoy sienten que hicieron un esfuerzo muy grande, que están atravesando dificultades, que vale la pena por esto que se puede ver y empezó y terminó; esto se hizo con honestidad, sin mentira, sin carteles y discursos”.

Mientras que Rodríguez Larreta destacó que los vecinos le dijeron “que nunca antes habían visto una obra así en la Ciudad de Buenos Aires y es cierto, les explique que eso había sido porque nunca habíamos podido planear con tiempo; nosotros llevamos 11 años en el Gobierno de la Ciudad y esto ya lo había planificado Macri durante su gestión”.

“Esto se pude hacer porque nunca antes se habían hecho las obras de base, esas que son difíciles y que no se ven, porque era imposible que hagamos viaductos en una ciudad que se inundaba”, subrayó y concluyó que le “queda la sensación y el optimismo de que se puede, de que este cambio que está llevando adelante Mauricio Macri es posible”.

Con esta mega obra la traza vial cuenta con una extensión de 1,9 kilómetros y está formada por dos tramos: uno que se extiende entre Carlos Pellegrini / Cerrito y el nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) y tiene tres carriles en sentido hacia la Provincia y entre tres y cuatro (según el tramo), mano al centro. En medio de ambas manos, y para generar menos contaminación visual y auditiva, hay un gran cantero central con plantas.

El segundo tramo se inicia en el CEC, donde la avenida toma altura para convertirse en un viaducto y gira hacia el norte, pasando por encima de las vías del ferrocarril hasta empalmar con la autopista Illia, 300 metros antes de llegar al peaje Retiro.

Es así que la nueva vía supone una mejora sustancial en los acceso a la Ciudad ya que quienes transitaban la Illia desde el norte, que hasta este momento sólo cuentan con una bajada antes de llegar al centro, cuentan con salidas en avenida Callao, Rodríguez Peña y Libertad, lo que evitará que se formen los denominados “cuellos de botella”, haciendo más fluido el ingreso y conectando mejor el microcentro con el norte de la Ciudad.

Durante la inauguración estuvo también presente el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien recorrió el domingo esta obra que beneficiará a más de 134 mil pasajeros diarios: 15.326 conductores de camiones; 28.245 pasajeros de micros de larga distancia y 91.070 vecinos que usan autos particulares.

FOTO: Comunicado Presidencia de la Nación

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password