Borinsky: “Buscamos evitar las confrontaciones entre garantismo y mano dura”

El titular de la comisión redactora del nuevo Código Penal defendió el texto en el Senado y dijo que apunta al “cumplimiento efectivo de la ley penal”. Detalló los puntos principales.

El presidente de la comisión redactora del nuevo Código Penal, Mariano Borinsky, detalló este martes ante el Senado los principales aspectos del proyecto de ley y resumió: “Buscamos evitar las confrontaciones entre garantismo y mano dura”.

Borinsky expuso ante la Comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, y el resto de los integrantes de la comisión redactora del anteproyecto, que fue enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo.

“Estamos en presencia de un cambio fundacional. Este Código apunta a dar modernidad, a establecer normas claras, a dar previsibilidad y seguridad jurídica”, explicó Borinsky, juez de la Cámara Federal de Casación Penal.

Señaló que la iniciativa actualiza el Código de 1921 y “busca ser un espejo de los valores de la sociedad argentina” y “modernizar esos valores a la sociedad actual”.

“Buscamos evitar las confrontaciones entre garantismo y mano dura. Apuntamos al concepto del cumplimiento efectivo de la ley penal, es decir, que lo que se establezca en una sentencia judicial sea lo que efectivamente se cumpla”, puntualizó Borinsky.

En tanto, relató que, a lo largo de dos años de trabajo, se sistematizaron casi 900 leyes especiales que durante 100 años produjeron modificaciones al Código Penal, y esas leyes especiales fueron incorporadas en casi 200 artículos nuevos, ya que de los 320 artículos actuales se pasó a 540.

Borinsky destacó que no hubo observaciones a la propuesta de ley por parte del Poder Ejecutivo, y agregó que el debate se desarrolló en 80 reuniones plenarias en Capital Federal, más otras en distintas provincias.

“Apuntamos al Código posible, que tome en cuenta la mirada de las provincias, de las ONGs y de las víctimas. Apuntamos a que no sea un Código Penal de laboratorio, sino que sea un Código Penal práctico”, dijo el camarista, y comentó además que se recogió la experiencia de las 17 comisiones redactoras anteriores.

Explicó que en el Código de 1921 “la única consecuencia que se podía visualizar era la pena de prisión”, pero hoy por hoy “el espectro de sanciones es más amplio”, y puso como ejemplo las sanciones para personas jurídicas y la devolución del dinero mal habido.

“El objetivo es un nuevo Código Penal que armonice, simplifique, sistematice y reconstruya el Código de 1921 actualizado a lo que estamos viviendo”, concluyó Borinsky ante los senadores.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password