Presentan proyecto para insertar en el empleo formal a los beneficiarios de ayuda social

Los legisladores Fabio Quetglas y Federico Zamarbide advierten la necesidad de que el Estado impulse reformas para disminuir el “costo argentino” y “recuperar la cultura del trabajo”.

“Es imprescindible generar un círculo virtuoso de inserción laboral formal, disminución de costos, aumento del consumo interno, mejora de la competitividad y reducción impositiva. Para ello, debemos generar incentivos que estimulen a los agentes económicos a producir más y mejor. Más allá de la necesidad de combatir la inflación, el Estado tiene que impulsar reformas para disminuir el ´costo argentino´ y recuperar la cultura del trabajo”, plantean los diputados nacionales Fabio Quetglas y Federico Zamarbide (UCR- Cambiemos) en los fundamentos de un proyecto de ley que establece la creación del Programa Nacional para la Asignación de Empleo (PRONAPE). El proyecto lleva además las firmas de otros diputados de Cambiemos.

Los legisladores sostienen que dicho programa permitirá “transformar” paulatinamente los aportes que hace el Estado nacional, a través de los diferentes programas sociales de transferencia nacional, incluyendo la Asignación Universal por Hijo (AUH), en una parte del salario de los beneficiarios de los mismos que se incorporen al mundo del empleo privado, “teniendo mayores beneficios las empresas del sector PyME nacional que se adhieran al programa como empleadores”.

“Promovemos que los adultos que administran recursos de la AUH (por ser padres o tutores legales de menores a cargo) o de cualquier otro programa social de transferencia nacional puedan ser contratados laboralmente de modo formal, tomando aquella transferencia a cuenta del salario de convenio colectivo que les correspondería percibir por el empleo en cuestión. Para el empleador baja el costo efectivo de contratación, el trabajador añade ingresos, pero, sobre todo, rompe la inercia del desempleo o de la ‘changa’ carente de un marco de cuidado propio del empleo formal”, explicó Quetglas.

“Si bien este programa tiene costo fiscal, creemos que el beneficio será mucho más grande porque se reactiva la economía, especialmente en el sector de las PyMEs, y se genera un círculo virtuoso incentivando el consumo. Además, el fin último es sumar argentinos que hoy están en la precariedad laboral al mundo formal del empleo”, explicó por su parte Zamarbide.

El legislador mendocino agregó: “Lo que buscamos, además, es ampliar y potenciar con una ley de respaldo los programas de inserción laboral que ejecuta el Ministerio de Producción y Trabajo. Me refiero a los Programas de Inserción Laboral y Empalme, que puso en marcha Cambiemos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password