Un “lince” deportivo

El Bultaco Linx es un prototipo sin techo ni parabrisas. Está fabricado con materiales ligeros y su motor es muy potente. Desarrolla una velocidad máxima de 280 km/h.

El Linx es el primer automóvil de Bultaco. Su nombre viene del latín “lynx” (lince) y es en homenaje al lince ibérico. Se trata de un prototipo deportivo de dos plazas que tiene ciertas similitudes con un vehículo de competición porque está diseñado para ser muy eficaz en curvas. Tiene el aspecto de una barqueta: no tiene techo ni parabrisas, está fabricado con materiales ligeros y su motor, colocado en posición central, es muy potente, por lo que la relación entre peso y potencia es muy baja. Sus características son muy cercanas a las de un futuro modelo de producción, que saldrá al mercado entre finales de 2017 y principios de 2018.

Está impulsado por un motor de cuatro cilindros, 2.0 litros, sobrealimentación mediante turbocompresor y “entre 300 y 400 caballos” (Bultaco dará la opción al cliente de elegir el nivel de potencia de su coche en ese margen aproximado). La transmisión es automática secuencial de doble embrague, tiene seis marchas y diferencial autoblocante. El chasis del Linx está fabricado en aluminio y pesa 67 kg. La carrocería es de resina compuesta (“composite”).

La masa del coche “será de aproximadamente 850 kg en orden de marcha” (es decir, con todos los fluidos necesarios para circular, un conductor de 68 kg y 7 kg de equipaje). Según Bultaco, este dato no es definitivo pero es el peso al que se quieren aproximar cuando salga al mercado la versión definitiva.

Otros elementos que lo asemejan a los automóviles de competición son la suspensión, de dobles trapecios superpuestos y amortiguadores horizontales regulables de tres vías (tipo “push-rod”), con subchasis independientes; los frenos con pinzas fijas de seis pistones Alcon-Galfer con discos delanteros de 326 mm de diámetro; o el sistema de escape con silenciadores del especialista Akrapovic. De serie “el conductor puede ajustar la potencia de distribución de frenada entre el tren delantero y trasero”. Los neumáticos están fabricados por Dunlop, modelo SportMaxx RT2, en medidas 205/40 R17 en el eje delantero y 265/35 R18 en el trasero.

Las prestaciones son buenas para su potencia: puede acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 3,8 segundos y la velocidad máxima está limitada a 280 km/h. El consumo medio homologado es de 6,2 l/100 km.

Se producirán anualmente entre 25 y 50 unidades.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password