Caserio no ocupó la banca de Pichetto en la sesión de este miércoles

El presidente del PJ se sentó en su lugar de siempre. El rionegrino no se reencontró con sus pares en el recinto porque viajó con Macri a Santa Fe. Quién fue el senador que se quedó, por ahora, en ese asiento.

El Senado volvió a abrir las puertas de su recinto tras casi dos meses sin sesiones. Fue durante ese lapso de tiempo que Miguel Pichetto resultó el elegido por Mauricio Macri para acompañarlo en la fórmula presidencial.

Era claro que este miércoles el rionegrino no se sentaría en su lugar de siempre. Pero no hizo falta tampoco un reacomodamiento, ni reencuentro con sus pares, porque, ocupado en sus actividades de campaña, viajó a Santa Fe junto al mandatario.

¿Pero qué pasó con su banca? A las 14.17, el flamante presidente del bloque PJ, Carlos Caserio, fue de los primeros en llegar. El cordobés no dudó y se sentó en su banca habitual, ubicada una fila por detrás de la que siempre ocupaba Pichetto.

Unos minutos después fue a conversar con él Esteban Bullrich y, luego, se acercó a saludarlo con un “comandante Caserio” el presidente provisional, Federico Pinedo. Más tarde llegó el fueguino Julio Catalán Magni, de la tropa peronista, quien bromeaba sobre el asiento que debía tomar Caserio.

Al llegar, el entrerriano Pedro Guastavino, siempre sentado a la derecha de Pichetto, hizo gestos sobre la banca vacía y la giró para su costado. Instantes después se ubicó allí su par Omar Perotti, quien además fue aplaudido a pedido de Pinedo, aunque “en el Senado no se puede aplaudir”, por haber resultado electo gobernador de Santa Fe.

Pasaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y Perotti, con su carpeta bajo el brazo, enfiló para volver a su lugar. “Quédate, quédate”, le decía Caserio, pero el santafesino no le hizo caso. Finalmente, con sonrisas pícaras, Catalán Magni tomó la banca.

FOTO: Comunicación Senado

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password