Enérgico repudio de la oposición porteña por el Servicio Cívico Voluntario

Aseguraron que la medida que busca capacitar en “valores democráticos y republicanos” a chicos de entre 16 y 20 años es una forma de “reafirmar una doctrina de seguridad que no es democrática” y consideraron que “es una vuelta al servicio militar para la juventud”.

Luego de que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, anunciara la creación del Servicio Cívico Voluntario, los legisladores porteños de la oposición cuestionaron duramente la medida y la catalogaron como “una falsa colimba”. Además, aseguraron que someterá “a una buena parte de la juventud a los cuarteles y al adoctrinamiento militar y policial”.

Es que de acuerdo a la resolución 598/19 del Ministerio de Seguridad, este programa estará bajo la órbita de Gendarmería y tendrá como objetivo brindar “capacitación en valores democráticos y republicanos” a jóvenes de entre 16 y 20 años.

En este sentido la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura, Victoria Montenegro (UC), explicó que “el Servicio Cívico Voluntario tiene un fin electoral y un posicionamiento político de seguir reafirmando una doctrina de seguridad que no es democrática” y remarcó que “esto atrasa décadas”.

Mientras que el diputado de Unidad Ciudadana Leandro Santoro aseguró que “la falsa colimba es gestión simbólica: hacemos que hacemos cosas, no tanto para que se hagan, sino para que se discutan. En el debate público se construyen las identidades políticas, de un lado ‘el orden, la razón y la pureza’, del otro ‘las mafias, los irracionales y los chorros’” y advirtió que este proyecto “tiene como objetivo electoral disputarle los votos de ultraderecha a Espert, Centurión y Biondini, la anuncian ahora como prueba piloto y en diciembre -si ganan- la dan de baja por motivos presupuestarios”.

Además la kirchnerista Andrea Conde (UC) insistió en que buscan “reclutar jóvenes que serán formados por Gendarmería, una de las fuerzas más cuestionadas por su participación en hechos de represión” y afirmó que “nuestros pibes y pibas no necesitan aprender más violencia, necesitan educación, trabajo y futuro”. Al mismo tiempo que Lorena Pokoik (UC) señaló que “los pibes que no trabajan ni estudian suman más de 1 millón, en un contexto de pobreza, desempleo, y de constantes ataques a la educación pública; para ellos Cambiemos no les ofrece futuro, sino una colimba encubierta, una pedagogía sin guardapolvos pero con uniforme verde”.

A su turno el diputado del PO y precandidato a jefe de Gobierno por el FIT-Unidad , Gabriel Solano, denunció que “el ‘servicio voluntario’ de Bullrich es una vuelta al servicio militar para la juventud, los ‘valores democráticos’ los dictará la Gendarmería represora” y precisó que “los supuestos valores morales que quiere que Gendarmería le dé a la juventud son la doctrina Chocobar y el gatillo fácil”.

“El ‘servicio voluntario’ se cursará en Campo de Mayo, Escuela de Suboficiales y Escuadrón 34 de Bariloche; quieren cuarteles, no colegios”, añadió y aseveró que “el Gobierno de Mauricio Macri recibe a Bolsonaro creando el servicio cívico voluntario bajo la órbita de gendarmería, para someter a una buena parte de la juventud a los cuarteles y al adoctrinamiento militar y policial. Repudiamos la política represiva”.

Asimismo Laura Marrone (FIT) se preguntó si “¿en vez de ‘servicio civil’ con la Gendarmería innovamos un poco y por una vez ponemos plata para educación, arreglamos las escuelas y le pagamos bien a los docentes?”.

Finalmente el legislador de Evolución y vicepresidente segundo de la Comisión de Educación, Leandro Halperín, concluyó señalando que “el Ministerio de Seguridad tiene como misión prevenir el delito y colaborar con la Justicia cuando no pudo evitarlo. La promoción de valores democráticos y el desarrollo de habilidades es tarea del Ministerio de Educación”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password