Es como poner al lobo a cuidar las ovejas

Por Raúl Magnasco. Ante la inminente votación en el Senado de la designación de Marisa Graham como defensora de los Niños, el titular de la Fundación Más Vida manifiesta su preocupación.

El Senado se apresta a designar a Marisa Graham como defensora de los Niños. Esa designación es como poner el lobo a cuidar las ovejas.

Desde el 2005, cuando se creó la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, los argentinos gastamos muchísimo dinero en un organismo que poco parece haber logrado en mejorar la condición de los más vulnerables. Adicionalmente, el Gobierno de Macri destinará 50 millones más para la nueva oficina, una figura creada en la vieja ley, pero que hasta el momento nunca se implementó.

La preselección de Graham y su equipo de asistentes sindicados de inclinación pro-aborto, desencadenó un incendió de repudios y alertas que concluyeron con una declaración posterior, donde ella misma admitió ante la prensa que solo protegería los derechos de los niños provenientes de embarazos que quieran llegar a término.

Se sabe que la ayuda en manos del Estado suele estar cargada de ineficiencia y falta de capacidad para llegar a los más necesitados, pero si desde el minuto uno el Estado consciente en asignar cargos importantísimos, a quienes por su condición se encuentran inhabilitados para ejercer determinado cargo público, a quienes habiendo confesado no representar fielmente a quienes debería proteger, como país estamos condenados al fracaso, no solo económico, sino también humano.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password