Cristina cuestionó el “blindaje mediático” de Macri y Vidal e insiste con “Pindonga” y “Cuchuflito”

La exmandataria sugirió leer un artículo del diario español El País, donde se hicieron eco de su referencia a la crisis del consumo formulada el viernes pasado en Mar del Plata.

Es bien conocida la costumbre de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner de manejarse con las redes sociales para exponer sus ideas, reemplazando con eso la ausencia de entrevistas donde pueda expresarse. Suele exponer sus conceptos a través de cadenas de tuits, o bien replicar comentarios ajenos que reflejan su pensamiento o conceptos que pueden favorecerla.

En ese sentido apela a veces a artículos periodísticos que sugiere leer porque apuntalan sus teorías. Es lo que hizo este miércoles con una nota del diario El País de Madrid.

“Es tan obsceno el blindaje mediático que tienen Macri y Vidal que, como en otras tristes épocas, para entender lo que pasa en nuestro país y en la provincia de Buenos Aires hay que recurrir a la prensa internacional”, señaló la senadora nacional al postear una nota titulada “La campaña de “Pindonga” y “Cuchuflito”, en clara referencia a un comentario suyo formulado el viernes pasado durante la presentación de su libro “Sinceramente” en Mar del Plata, en referencia a la vigencia de las segundas marcas en estos tiempos de vacas flacas.

“Una frase de Cristina Fernández de Kirchner sobre la crisis del consumo centra las discusiones electorales argentinas”, señala el artículo firmado por Enric González, del que CFK sugiere leer este párrafo que “no tiene desperdicio”, respecto del cual señala que “como siempre fue, las segundas y terceras marcas también son producidas por las grandes empresas”.

El párrafo sugerido expresa lo siguiente: “Ciertamente, la caída del poder adquisitivo en al menos un 12% anual, a causa de la inflación y la recesión, ha propiciado una explosión de las segundas marcas, más baratas. El acuerdo del Gobierno con los grandes fabricantes y distribuidores para congelar durante seis meses el precio de 64 productos considerados básicos, desde la harina hasta la yerba mate, ha disparado las ventas de lo que la expresidenta llama ‘Pindonga’ y ‘Cuchuflito’. El producto de precio congelado más vendido desde la firma del acuerdo, tres meses atrás, es la leche La Martona, a 35,80 pesos en Buenos Aires, frente a los 47,70 que cuesta la marca líder, La Serenísima. Tanto La Serenísima como la floreciente La Martona son producidas por el mismo grupo, Mastellone Hermanos”.

“Y en otro fragmento del artículo… -agrega Cristina en otro tuit-. Algo que los argentinos sinceramente no nos merecíamos: tener que tomar leche que no es leche”. Ahí señala El País que “el auge de las segundas marcas tiene, además, un efecto secundario: el auge de los sucedáneos. Por ejemplo, como subrayó Kirchner, la leche que no es leche, sino un ‘producto lácteo’ a base de leche, agua y otras materias, como proteínas de origen lácteo (usualmente utilizadas en la alimentación porcina), con un aporte alimenticio bastante inferior al del producto real. ‘El producto lácteo no reemplaza a la leche, sino que es una alternativa más económica para que el consumidor pueda satisfacer sus necesidades’, dijo al diario Infobae un representante de La Suipachense, una de las empresas que comercializan el ‘producto lácteo’. Situaciones similares se dan en yogures y quesos, especialmente el rallado”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password