Camaño: “Respeto la decisión de Massa, pero no la comparto”

Aclaró que no la sorprendió la decisión del líder del Frente Renovador de aliarse al kirchnerismo, pero sí lo de Pichetto: “Fue un balde de agua fría”.

Una y otra vez le consultarán a Graciela Camaño sobre la decisión que adoptó otro. Pasa que ese otro no es cualquiera, sino su ahijado político, Sergio Massa, que armó un frente con el que durante años alardeó haber evitado la re-reelección de Cristina Kirchner, a quien ahora aparece aliado para acompañarla a volver. Y lejos de incomodarse, la diputada Graciela Camaño evita ahondar una polémica pública sobre el tema. “Yo no lo tengo que explicar porque sigo en el mismo lugar”, aclara.

No es nuevo que le pregunten sobre las decisiones de otros. Suelen preguntarle a Camaño sobre su esposo, Luis Barrionuevo. Y ante una nueva consulta, ahora sobre Massa, ella razona que las mujeres parecieran estar obligadas a explicar qué hace el marido, el hijo postizo, el ahijado… “Sigo estando en el mismo lugar”, insiste.

Entrevistada en el programa “Mañana es tarde”, de AM 530 Somos Radio y Cítrica Radio, Camaño dice no entender la decisión de Massa, y apunta que a su entender “el Gobierno anterior fue un fracaso. Los últimos cuatro años llevaron a la Argentina a un corralito en materia de relaciones internacionales, un corralito financiero”.

También cargó contra el Gobierno actual, al que le adjudica aplicar “un corralito al bolsillo de los que consumen, y con eso más o menos está controlando la inflación en este proceso, pero la realidad es que tampoco le va a servir. Son instrumentos que no sirven”.

Interpelada por usar la palabra corralito, Camaño recordó que en su momento fue un instrumento que “lo hizo Cavallo y lo solucionó Lavagna… Con Cristina se acorralaron los dólares y ahora, para resolver el problema inflacionario lo que tenés acorralado es el bolsillo y el consumo de los trabajadores, de los jubilados…”.

Llevado a hablar de nuevo sobre Sergio Massa, quien fuera su jefa de bloque durante casi seis años, señaló que “él tomó una decisión, es responsable por esa decisión; se la respeto, no la comparto. Y esto era algo que veníamos hablando… Yo nunca evalué la posibilidad de por ninguna circunstancia política acompañar al kirchnerismo. Creo que es más de lo mismo: seguir apostando a alguien que te llevó al fracaso, que fue derrotada en las últimas tres elecciones, claramente ahí hay un problema político serio”.

“No comparto que todo de lo mismo, que no haya que explicar cuando estás en sede judicial, que quieras convertir una investigación judicial de algo que supuestamente pudo haber sido un delito en una épica y una percepción política. Eso en el siglo XXI no existe”, agregó al criticar a la gestión kirchnerista.

Como Graciela Camaño aludió a las tres derrotas consecutivas que tuvo el kirchnerismo, se le recordó que en las mismas el Frente Renovador fue un actor principal de las mismas, cosa que no sucederá ahora. La diputada lo reconoció y apuntó que “por eso creo que también hubo tanta profusión por destruir la posibilidad de la construcción de Alternativa Federal”.

“Pero bueno, hay decisiones que se toman, y cada uno que se haga responsable por la decisión que tomó”, agregó. “Cada uno está donde quiere estar, o donde considera que debe estar. Nosotros nos mantuvimos coherentemente en una posición y no creemos en salvadores de la República que ya dieron muestras del fracaso”.

En ese sentido advirtió que “Argentina no está donde está por responsabilidad el gobierno de Macri, y Macri es un emergente de la falta de capacidad, porque no supo, no quiso, o no pudo el kirchnerismo resolver los problemas que tenía. Entonces acá hay responsabilidades. La verdad que la política creo que se construye desde otro lado que no es la conveniencia”.

Consultada sobre si la habían sorprendido los saltos políticos de Sergio Massa y de Miguel Pichetto, respondió que “en el caso de Sergio se podía prever por sus discursos, por su acción, su elaboración política en el tiempo, de las circunstancias… En el caso de PIchetto, fue un balde de agua fría. No estaba en los planes de nadie”.

“Si Macri fue a buscar a Juan Manuel Urtubey y él le dijo que no, entonces se ve que ni siquierar en la cabeza del presidente estaba Pichetto”, agregó, aclarando respecto de la actitud del rionegrino durante los años de Cambiemos que “él venía actuando como actuó toda la vida”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password