Piden colocar una placa en el supermercado donde mataron a un anciano por robar alimentos

El hombre de 68 años intentaba llevarse un aceite, queso y un chocolate de un supermercado Coto y murió supuestamente por los golpes que le habrían propinado un empleado y un custodio del local. La medida es impulsada por el peronista Santiago Roberto, quien insistió que la placa “marcará el lugar al que nunca queremos volver como sociedad”.

El diputado del Bloque Peronista Santiago Roberto presentó este viernes un proyecto en la Legislatura porteña, a través del cual buscará colocar una placa en la puerta del supermercado Coto, ubicado en la intersección de las calles Brasil y Perú en San Telmo, donde murió Vicente Ferrer, un hombre de 68 años al que un cajero y un custodio del local habrían golpeado supuestamente porque intentaba llevarse comida sin pagar. Tras el incidente, el hombre murió como consecuencia de un infarto.

Según fuentes policiales, Ferrer había intentado sustraer del comercio un queso, una botella de vidrio de medio litro de aceite de oliva y un chocolate, cuando fue sorprendido por un cajero y un personal de seguridad, y lo habrían golpeado.

En los fundamentos de la medida, Roberto explicó que “esta placa marcará el lugar al que nunca queremos volver como sociedad, y será un recordatorio para todos los ciudadanos de que el Estado no pudo garantizar que la vida humana valga más que medio litro de aceite, un trozo de queso y dos chocolates” y consideró que “la muerte de Vicente Ferrer, es brutal, trágica e irreparable, pero no es sorprendente. Se inscribe en un momento de nuestra ciudad donde la mínima convivencia se ha degradado a niveles insospechados hasta hace pocos años”.

Además, el legislador trajo a colación el episodio del policía que esta misma semana “mató de una patada a un transeúnte, en la misma ciudad donde otro policía mató por la espalda a un ladrón en huida, en la misma ciudad donde otros policías reprimieron a bastonazos a quienes expresaban su descontento regalando alimentos, en la misma ciudad donde otro policía golpeo y detuvo a una mujer por besar a su esposa, y en la misma ciudad donde la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, nos dijo 'el que quiera andar armado, que ande armado'”.

“Este hecho nos llena de dolor, nos conmueve, pero principalmente debe llenarnos de vergüenza, de la vergüenza que nace de comprobar que, en el siglo XXI, en la ciudad más rica de nuestro país no hemos sido capaces de generar una convivencia pacífica entre nuestros vecinos, porque es el propio Estado el que propone violencia con sus actos”, sentenció.

FOTO: Vía País

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password