Autorizan las moratorias y condonaciones de obligaciones tributarias para PyMEs

La Legislatura porteña aprobó con 45 votos positivos, 2 negativos y 6 abstenciones la medida, la cual busca atender a la situación de los contribuyentes de la Ciudad que han tenido inconvenientes en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y que pretenden estar en regla, para lo que se les dará un plan de pago de hasta 120 cuotas, entre otros beneficios.

Con la intención de disminuir el impacto de la delicada situación económica que atraviesa el país, la Legislatura porteña sancionó con 45 votos a favor, 2 en contra y 6 abstenciones -durante la sesión ordinaria de este jueves- una iniciativa que establece una nueva moratoria por 10 años para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) y personas fisicas, en el que se incluirán deudas vencidas al 31 de julio del 2019 y el plazo para inscribirse finalizará el 31 de diciembre próximo.

La medida -que unifica una propuesta del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) con la del legislador del GEN Sergio Abrevaya y María Rosa Muiños (BP)- recibió el acompañamiento de VJ, GEN, PS, MC, BP y Ev. , el rechazo de PO y FIT y la abstención de UC y AyL .

La misma tiene como finalidad atender a la situación de los contribuyentes de la Ciudad que han tenido inconvenientes en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y que pretenden estar en regla, por lo que se proponen diversos planes de pagos que alcanzan a todos los impuestos.

De esta manera, los pequeños y medianos contribuyentes podrán acceder a un plan especial, que se podrá hacer hasta en 120 cuotas y cuenta con la posibilidad de abonar la primera de ellas recién a los 90 días desde su adhesión; mientras que los grandes contribuyentes podrán realizar un plan de pagos hasta en 60 cuotas. Otra de las opciones permitirá pagar el 10% del total de la deuda como anticipo y el saldo restante en 90 cuotas.

Cabe señalar que todos los planes cuentan con la condonación de intereses y sanciones, además de establecer que el interés de financiación será con un esquema ascendente en el plazo, siempre por debajo de la tasa de interés del mercado.

Por otro lado, plantea prorrogar la eliminación temporal de las retenciones bancarias conocidas como Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (SIRCREB) hasta el 31 de diciembre, excluyendo de estas a los contribuyentes que hayan facturado hasta 15 millones de pesos durante el 2018.

Asimismo, se prorrogan los beneficios establecidos en la Ley N° 6.169, por la cual se exime del Impuesto de Sellos a las operaciones de compraventa de ciertos automóviles cero kilometro o sin uso, hasta fin del corriente año.

El debate en el recinto

Al respecto de la misma, la presidenta de la Comisión de Presupuesta y legisladora de Vamos Juntos, Paula Villalba, explicó que refuerza “el compromiso asumido, y atendiendo la situación de los contribuyentes, la Ciudad hará un esfuerzo fiscal para ayudar en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, en especial, favoreciendo a los pequeños y medianos contribuyentes, sean estos PyMEs o personas humanas” y destacó que “continuará reconociendo al ‘Contribuyente Cumplidor’ mediante el otorgamiento de bonificaciones; aquel vecino socialmente responsable que está al día con el pago de sus impuestos como pilar de la política tributaria hacia la comunidad continuará beneficiándose en los años venideros”.

“Todos estamos aquí, en esta Casa y tenemos diferentes ideologías pero debemos ser conscientes de nuestro rol en la sociedad como hombres y mujeres de Estado, actuando con la prudencia y responsabilidad política que se nos demanda”, agregó y sentenció que “no son días para especular con la tranquilidad de los ciudadanos, por el contrario, debemos cooperar en pos de garantizar la estabilidad económica e institucional”.

En contraposición el legislador de AyL Fernando Vilardo aseguró que “este proyecto es planteado como un beneficio para la sociedad pero la mayor parte de la población no se va a ver beneficiado para la misma” y advirtió que “esto Esto es como si uno tuviese una casa que se está prendiendo fuego y le debemos plata a alguien, esa persona nos dice ‘bueno, paganos en 10 años y pinta las paredes de la casa’; para colmo el que nos dice eso es la misma persona que nos prendió fuego la casa y que todos los días le tira un poquito más de nafta”.

“Esto puede ser un bálsamo pero que es perjudicial si no se atacan las cuestiones de fondo: esto es una aspirina para un cáncer que avanza”, manifestó.

Sobe esa misma línea el trotskista Gabriel Solano (PO) indicó que “el Gobierno de Mauricio Macri es el responsable de una bancarrota sin precedentes, llevan cuatro años de gestión, un país endeudado y terminan en default; no nos vengan a pedir a nosotros que cuidemos una estabilidad que ustedes mismos destruyeron” y advirtió que “Macri es un cadáver político y nadie acá piensa que en octubre va a lograr revertir la situación, nos vienen a pedir ahora que votemos un proyecto que le va a servir a un conjunto de empresas pero no al general de la población”.

“Una PyME puede contratar hasta 655 empleados, uno se cree que una PyME es el kiosco al que uno va a comprar una golosina y no es así; para los trabajadores no proponen nada y ellos son los que necesitan una respuesta ahora”, añadió.

Mientras que Mariano Recalde (UC) celebró la discusión “sobre las medidas económicas y la crisis de la que venimos alertando hace mucho tiempo y que el Gobierno negaba” y remarcó que “no somos tan ilusos de creer que el Gobierno cambio de actitud porque se sensibilizó con lo que les pasa a los porteños, sino que tomó nota del llamado de atención a lo que los argentinos expresaron en las urnas”.

“Esta iniciativa no resuelve nada porque no toma nota de las causas de esta grave crisis económica, nos llevaron a esta situación las políticas económicas del macrismo y la desregulación financiera sostenida a través de la especulación, con deudas cada vez más grandes, la fuga de capitales, entre otras cuestiones”, aseveró.

Al mismo tiempo que la diputada del FIT Laura Marrone indicó que “nadie puede dudar que hoy las PyMEs también están siendo afectadas, pero lo que hay que evaluar es cuál es la salida: las empresas cierran porque no pueden soportar la baja del consumo” y pidió “mirar las causales por las cuales están en crisis las pequeñas empresas porque hoy en día hasta las automotrices tienen perdidas”.

Además, Abrevaya señaló que “es ultra necesaria cualquier medida a favor de las PyMEs que son las que dan trabajo” y destacó que “la PyME es, en general, la que forman las familias y esa la que lidia con mucha dificultad en esta crisis económica; principalmente con el tema de los impuestos”. No obstante, hizo especial hincapié en que es necesario debatir todas las medidas presentadas en un mismo sentido, no solamente aquellas que llevan la firma del oficialismo.

El legislador de Mejor Ciudad Marcelo Depierro aseveró que “esta ley no tiene nada de reactivación económica porque no se acuerda de las personas que, a pesar de todo, sigue haciendo un esfuerzo para seguir pagando los impuestos; para los contribuyentes no hay absolutamente nada, no hay ayudas ni bonificaciones”. Mientras que Muiños completó que “este no es un proyecto que trate sobre prioridades sociales, no hay ningún artículo que haga a la reactivación económica”.

FUENTE:AgendAR Producción Argentina

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password